Deportes Destacados

Celta de Vigo reduce las esperanzas de título del Real Madrid

Dany Quintal

Celta de Vigo hizo valer la aprovechó la localía y logró empatar a dos goles con el Real Madrid en el Estadio de Balaídos por la decimoctava jornada de La Liga de España, el atacante galés Gareth Bale fue la figura del encuentro gracias a su doblete.

Como lo demostró el pasado jueves, el Celta no es un equipo sencillo tras empatar con el Barcelona por Copa del Rey; ayer se adelantaron al cuadro dirigido por Zinedine Zidane al marcar a los 33 minutos. Gracias a un gran contragolpe el balón terminó en los pies del volante danés, Wass, quien al llegar a la línea del área madridista y ver a Keylor Navas adelantado, picó sutilmente el esférico para que ingresara con clase al arco visitante.

Pero la alegría le duró poco a los pupilos de Juan Carlos Unzue, cuando el cronometro se puso en 36, el centrocampista alemán de los blancos, Toni Kroos, robó la redonda en la mitad de la cancha y mandó un pase rastrero de 25 metros y entre dos defensores a los pies de Bale para que definiera de zurda y al segundo palo del arquero.

Los merengues aprovecharían el impulso y solo 2 minutos después se irían arriba. El español Isco dio un pase perfecto entre varios zagueros para que el galés definiera de primera a mano izquierda del guardameta vigués.

El conjunto local pudo igualar las acciones al minuto 73, cuando el cancerbero visitante derrumbó dentro del área al atacante del Celta, Iago Aspas. El mismo que recibió la falta fue el encargado de ejecutar el penalti, pero mejores fueron los reflejos de Navas, quien inteligentemente se lanzó a su derecha para salvar su arco.

La detención realizada por el tico significó el primer remate desde los once metros que falla Aspas en su carrera; antes había marcado 14 unidades.

Cuando al juego solo le faltaban 9 minutos para concluir, se coordinaron los locales e hilaron una serie de toques en el medio del campo hasta enviar el balón a la banda derecha donde recibió el autor del primer gol, Wass, para convertirse en asistidor al bombear el esférico al centro del área para que cabeceara con potencia el delantero uruguayo Maxi Gómez y abatir las esperanzas madridistas de acercarse al título.