Otro sitio realizado con WordPress

En la Chet solo hay insumos cuando llega Lacava

108 0
En la Chet solo hay insumos cuando llega Lacava

María Eugenia Espinoza/.

En el área de pediatría de la Ciudad Hospitalaria Dr. Enrique Tejera (Chet), los familiares de los niños recluidos en el centro asistencial deben comprar todos los insumos y medicamentos requeridos para los pacientes, a excepción de los días que hay alguna inspección del Gobierno regional, según denunciaron los parientes que se encontraban en los alrededores del hospital.

La situación en la Chet es crítica, “debemos comprar hasta las inyectadoras”, precisó Zoraida Salcedo, en lo que coincidió con la mayoría de los familiares que estaban este viernes en el área de pediatría.

En el mes de diciembre el gobernador de Carabobo, Rafael Lacava, acudió al hospital a realizar una inspección. Solamente ese día los familiares se salvaron de comprar insumos y medicamentos, mientras los representantes de la gobernación realizaban la visita no pidieron ni inyectadoras, pero al día siguiente volvieron a exigirles que llevaran las costosas medicinas, destacó Salcedo.

Los parientes de los infantes recluidos en pediatría aseguran que en lugar hay insumos y medicamentos ya que a diario ven que son dotados, pero no se explican que hacen con la mercancía que no se la suministran a los niños. Consideraron que la acaparan para comercializarla.

Para los padres y representantes de los pequeños es una difícil tarea costear los gastos de los antibióticos, los cuales cuestan desde 800 mil bolívares hasta un millón y medio, una sola ampolla y en la mayoría de los caso es requerida una diariamente.

Desesperados por no poder con la carga económica que representa tener un familiar en un hospital donde exigen absolutamente todo, los allegados a los niños hicieron un llamado al gobernador para que el Carro de Drácula le ponga la lupa al centro médico y realice una minuciosa inspección para determinar que pasa en el área, ya que al parecer son desviados los insumos que dota la máxima autoridad regional.

Ante la dificultad de no contar con el dinero para la compra de las medicinas, muchos de los parientes de los infantes se han visto en la obligación de pedir dinero en la unidades colectivas y en las calles, además de rebuscarse con la venta improvisada de café y cigarro en los alrededores de la Chet.