Sucesos

PoliGuacara frustró hurto de dos sujetos a unidad educativa

(14.01.2018 / Prensa Alcaldía de Guacara).- Gracias a una llamada telefónica al 0800-POLIGUA (0800-7654482), efectivos del Cuerpo de Policía Municipal de Guacara lograron la captura de dos sujetos, entre ellos un adolescente, quienes intentaban hurtar materiales deportivos en la unidad educativa José Cecilio Ávila, situada en el sector Primero de Mayo, entre calles Jacinto Lara y José Laurencio Silva.

Así lo dio a conocer el director de PoliGuacara, C/G Domingo Chávez, quien detalló que, “gracias a las redes de información primaria se nos informó que varias personas habían ingresado de forma sospechosa al mencionado plantel en horas de la noche, por lo que de inmediato se trasladó una comisión cercana al lugar; una vez allí, los uniformados pudieron visualizar a dos sujetos tratando de llevarse diferentes objetos deportivos que se encontraban en el recinto educativo”.

Chávez explicó que por este hecho fueron capturados Edison Jesús Centeno Aguilar, de 20 años de edad, y un adolescente de 16 años, quienes no presentaban registros policiales. Ambos fueron trasladados al Centro de Coordinación Policial, junto a las evidencias del caso y remitidos a la orden del Ministerio Público para continuar las averiguaciones correspondientes.

Por robar celular

El director de PoliGuacara también refirió que fue aprehendido en la avenida principal del sector Naranjillo, un hombre identificado como Eduardo Antonio Rojas Muñoz, de 34 años de edad, quien minutos antes habría despojado a una dama de su teléfono celular cuando se disponía a descender de una unidad de transporte público en la carretera nacional Guacara-Los Guayos.

El comisario policial precisó que los funcionarios fueron abordados por una mujer, quien visiblemente nerviosa refirió que Rojas le había arrebatado su teléfono, indicando el lugar por donde huyó el presunto delincuente y aportando sus características físicas. Mediante un operativo envolvente, el sospechoso fue aprehendido e incautado un teléfono marca Motorola, por lo que fue puesto a la orden de la Fiscalía Primera, para determinar la responsabilidades del caso.