Otro sitio realizado con WordPress

El Papa aterrizó en Lima tras polémica visita a Chile

137 0
El Papa aterrizó en Lima tras polémica visita a Chile

El papa Francisco llegó este jueves a Perú para una visita de tres días en la que se prevé que abogará por la protección del medio ambiente y los pueblos originarios, en la segunda y última etapa de una gira iniciada el lunes en Chile.

El avión del papa aterrizó a las 4:32 pm (Hora local) en el aeropuerto de la capital peruana, donde era esperado por el presidente Pedro Pablo Kuczynski y numerosas autoridades.

Un par de niños le entregó luego un ramo de flores y fue saludado por tres obispos, entre ellos el cardenal Juan Luis Cipriani, arzobispo de Lima.

Francisco y Kuczynski caminaron sonrientes por la alfombra roja conversando animadamente, mientras una banda militar interpretaba marchas.

Bajo un cielo seminublado, una persistente brisa le cubrió por momentos el rostro a Francisco con la parte superior de la sotana.

La visita del papa permite a Kuczynski olvidar, temporalmente, los conflictos políticos que lo tuvieron al borde de ser destuido en diciembre y la polémica por el indulto que concedió al expresidente Alberto Fujimori.

El papa argentino tiene previsto trasladarse posteriormente en un automóvil cerrado hacia la plazoleta del Inmaculado Corazón de María, donde se espera que aborde el papamóvil para ir a la Nunciatura Apostólica, donde se hospedará los tres días de su visita a Perú.

Francisco, quien no tiene previstas otras actividades públicas este jueves, viajará el viernes a Puerto Maldonado, en la Amazonía, donde tendrá un encuentro con pueblos originarios.

El sábado se desplazará a la ciudad norteña de Trujillo, que hace un año sufrió inundaciones causadas por el fenómeno del Niño Costero, que dejaron 162 muertos y casi 300.000 damnificados.

El domingo cerrará su visita a Perú con una misa multitudinaria en una base aérea de Lima, después de un encuentro con 5.000 sacerdotes y monjas en la Catedral, donde además honrará las reliquias de cuatro santos peruanos.

Francisco, un seguidor del fútbol, recibirá el domingo al entrenador de Perú, su compatriota Ricardo Gareca, que logró la hazaña de clasificar a la selección peruana al Mundial de Rusia-2018, algo que el seleccionado no conseguía desde España-1982.

Una semana antes de la llegada del papa a Lima, el Vaticano intervino al grupo laico peruano Sodalicio de Vida Cristiana, cuyo fundador Luis Fernando Figari y otros tres dirigentes están acusados de abusos sexuales.

 

Visita a Chile empañada por polémicas

El papa concluyó este jueves una visita a Chile jalonada por polémicas, antes de emprender viaje a Perú.

En su última misa, en una playa del Pacífico, en el norte de Chile, ante 50.000 personas, el papa habló del asunto más emblemático de su pontificado: la defensa de los migrantes.

Defensor de las “periferias” allá donde va, el incansable argentino, de 81 años, eligió el jueves Playa Lobito, a 20 km de Iquique (1.800 km al norte de Santiago) para enarbolar la defensa de los migrantes, un día después de abogar en Temuco (sur), en plena tensión por el conflicto mapuche, por la unidad y el reconocimiento de los pueblos originarios y condenar la violencia.

Pero durante su visita a Chile, destinada en buena medida a restañar las heridas de una Iglesia chilena desacreditada por su silencio ante los escándalos de abusos sexuales del clero, el papa multiplicó las declaraciones de contrición, aunque finalmente defendió a un obispo acusado de encubrirlos.

“No hay una sola prueba en contra, todo es calumnia ¿Está claro?”, contestó el papa a periodistas chilenos que le preguntaron a su llegada a Iquique (norte), última etapa de su viaje de tres días a Chile, por qué no apartaba al obispo Juan Barros.

El papa agradeció “la presencia de tantos peregrinos de los pueblos hermanos de Bolivia y Perú – y no se pongan celosos- especialmente de los argentinos, que son mi patria”.

“Gracias a los hermanos argentinos que me acompañaron en Temuco, en Santiago acá, en Iquique”, dijo el papa, que con éste ha realizado seis viajes a América Latina y todavía no ha vuelto a su país.

Antes de emprender viaje a Perú, donde realizará una visita de tres días, el pontífice se reunió con un representante de las víctimas de la dictadura (1973-1990).
En el aeropuerto fue despedido por la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, una agnóstica reconocida, que le acompañó en varias etapas de su visita.