Tecnología

Revelan el triste final del auto Tesla Roadster enviado al espacio exterior

El vehículo eléctrico de Elon Musk se dirige a una zona de micrometeoritos y sufrirá de lleno el efecto de la radiación estelar.

 

El automóvil eléctrico Tesla Roadster lanzado este martes al espacio exterior a bordo del cohete Falcon Heavy por Elon Musk será destruido como consecuencia de los impactos de micrometeoritos y de la radiación espacial, informa el portal AutoBlog.

En este preciso momento, el vehículo se dirige a más de 40.000 kilómetros por hora rumbo al cinturón de asteroides ubicado entre Marte y Júpiter. Considerando el tiempo durante el que el objeto estará expuesto a los potenciales impactos de estos cuerpos celestes, la probabilidad de un encuentro fatal entre el automóvil y un meteoro es sumamente grande.

Además, varios elementos del coche, tales como los componentes plásticos y de cuero, la pintura exterior y sus neumáticos de goma, serán especialmente susceptibles al efecto de la radiación.

 

Un año de vida

“Todos los [materiales] orgánicos serán sujetos a la degradación a causa de los distintos tipos de radiación” presentes en el espacio exterior, explicó William Carroll, experto en química de la Universidad de Indiana (EE.UU.). “No creo que dure ni un año” en ese ambiente desprotegido de la cruda luz del Sol, pronosticó

El científico destacó que incluso la estructura de fibra de carbono correrá una suerte similar, ya que la energía de la radiación estelar romperá lentamente las uniones moleculares entre el carbono y el hidrógeno, reduciéndolo a átomos sueltos.

A su vez, los componentes con mejores chances de sobrevivir por más tiempo son los componentes inorgánicos del Tesla Roadster, tales como el chasis de aluminio, las baterías de litio y los paneles de vidrio que sobrevivan a los impactos de meteoritos.