Otro sitio realizado con WordPress

Llegar cada mañana al trabajo se ha convertido en un calvario para los valencianos

179 0
Llegar cada mañana al trabajo se ha convertido en un calvario para los valencianos

César Henríquez

En las diferentes zonas de la ciudad de Valencia se puede observar la multitud de personas que aguardan hasta por más de una hora en las paradas de autobuses a la espera de una unidad colectiva que los pueda llevar hasta sus destinos. El poder llegar al trabajo se ha convertido en un calvario para todas las personas que hacen vida en este municipio.

La escasez de transporte colectivo se acentúa cada vez más, lo que levaría al un paro totalitario, mientras pasan los días son menos las unidades de transporte que permanecen en operatividad, debido al alto costo de los insumos necesarios para su buen funcionamiento,  como el aceite de motor que en la actualidad supera los más de dos millones de bolívares, sin mencionar los precios de los neumáticos y repuestos que se han vuelto imposibles de adquirir por los transportistas.

Mientras que los usuarios del transporte público se quejan porque el sueldo nos les alcanza ni siquiera para costear los pasajes, los transportistas alegan que si no aumentan el pasaje continuamente es imposible seguir con el servicio.

El presidente del Sindicato de Transporte en Carabobo, Adolfo Alfonso, manifestó que a la fecha sólo cuentan con unas 120 unidades de transporte que prestan servicio en toda la entidad la carabobeña.

Entres dos mil y tres mil bolívares se ven obligados a cobrar el pasaje los transportistas, sin embargo, este incremento no logra cubrir sus necesidades, debido que un día de trabajo equivale a 700 mil bolívares que no alcanza ni para comprar un litro de aceite destacó Alfonzo.

Finalmente, detalló que a pesar de las diferentes reuniones que se han sostenido con el gobierno regional y nacional, en las que han prometido solventar la problemática, no han recibido nada, “todo ha quedado en promesas”.