Deportes

Más de sesenta karatecas de la Organización Tamashi entrenaron a orillas del mar

(Valencia, 17 de Febrero de 2018/Prensa Gobernación Bolivariana de Carabobo).-Inmersos en la naturaleza desde tempranas horas de la mañana, con espíritus sensibles listos para afinar técnicas y recargarse de buena energía, más de sesenta Karatecas de la Organización Tamashi en Venezuela entrenaron éste sábado a orillas del mar, cumpliendo con el programa de la sexta asamblea anual de cinturones negros, que se lleva a cabo en tierras carabobeñas y cuenta con la participación de especialistas en artes marciales de las diferentes dependencias federales del país.

 

Los dirigidos por el sensei, director técnico y fundador de la Organización Tamashi en Venezuela, Marvin Silva, se concentraron en la bahía de Gañango e iniciaron con un previo calentamiento, correcciones y sugerencias que estimulan no solo al crecimiento de estos atletas, sino también echar mano a la excelencia en el combate, haciendo hincapié en la explosividad del movimiento, seguidamente repasaron una a una las técnicas, para finalmente terminar en la meditación y concentración.

Durante el tiempo de meditación y reflexión, el experimentado entrenador, Marvin Silva se dirigió al grupo con unas emotivas e inspiradoras palabras, “agradecemos a Dios por este día, cada uno de ustedes son parte importante para éste país, ustedes son como mis hijos y los sensei son como mis hermanos, por eso lo motivo, porque tengo fe que ustedes pueden lograr mayores cosas, pueden llegar a la excelencia contágiense de optimismo nosotros podemos generar cambios en otros y por supuesto al país”.

 

Por su parte, Sami Figueroa, quien a su cortos 15 años ya luce el cinturón negro en su Karategui, agradeció a la organización que desde hace tres años lo recibió y donde ha sentido los cambios positivos que ha generado en su vida.

 

“El Karate no es solo un arte marcial, es un estilo de vida, esta disciplina corre por las venas de cada uno de nosotros, este entrenamiento es sumamente importante porque nos sacó de lo habitual, de lo cotidiano y aquí estamos frente a este hermoso paisaje que nos permitió hacer técnica pero sobre todo a reflexionar, recapacitar y llenar el espíritu competidor”, comentó el atleta.

 

Mientras que la actual campeona Bolivariana de Santa Marta, Colombia, Aurimer Campos, manifestó que, “estoy feliz por incorporar este entrenamiento a orillas del mar sales del ámbito donde siempre estás, esto nos hace compartir más como equipo y unificar criterios, el sensei siempre nos está motivando él es un ejemplo a seguir, seguiré entrenando duro para el clasificatorio de los Juegos Centroamericanos a finales de marzo donde me tocará enfrentar combates de mucho nivel“.