Internacionales

Alto cargo de gobierno argentino dimitió por ocultar dinero

El subsecretario de la presidencia de Argentina, Valentín Díaz Gilligan, renunció a su cargo al verse sumergido en un caso de ocultamiento  de 1,2 millones de dólares en un banco de Andorra. El mano derecha de Macri se desligó del puesto a última hora de este lunes.

Varios medios de comunicación argentinos llevaron los reflectores hacia este caso llamativo. El presidente Mauricio Macri fue solicitado de arrimar a Gilligan mientras se esclarecía el caso, pero fue el propio exsubsecretario el que optó por dejar el cargo para no perjudicar a los suyos.

“A pesar del respaldo incondicional que sentí por parte de todos los miembros de nuestro Gobierno, no creo necesario continuar aferrado al cargo en medio de un debate mediático sobre mis acciones en los años en los que estuve en la actividad privada. Las acusaciones que se hicieron contra mí son falsas y así quedará debidamente comprobado”, señaló en la carta de dimisión.

El más importante de los solicitantes que presionaba a Macri para que sacara a Gilligan fue, Mario Negri, un veterano diputado del Partido Radical y jefe del grupo parlamentario de Cambiemos. “Diaz Gilligan debería pedir su separación del cargo, ir a la Justicia y aclarar su proceder. No es condena, la “vara” sobre la transparencia está puesta muy alta por parte de Cambiemos”.

La presión sobre el vicesecretario de Presidencia suponía un problema también para Luis Caputo, ministro de Finanzas, que días atrás estaba en el centro de la polémica al publicarse en el diario Perfil que hasta poco antes de incorporarse al ministerio fue el principal accionista de empresas offshore que gestionaron cientos de millones de dólares en paraísos fiscales.