Internacionales

Exiliado ruso es encontrado muerto en su casa en Londres

El exiliado ruso Nikolai Glushkov, de 68 años, socio del fallecido oligarca Boris Berezovski, ha sido hallado muerto en su domicilio de Londres, según ha informado su abogado y ha avanzado este martes The Guardian. El cuerpo de Glushkov fue encontrado por su familia y amigos el lunes por la noche, según el diario británico. La causa de la muerte no está clara.

La noticia se conoce horas antes de que venza esta medianoche el ultimátum lanzado el lunes a Moscú por la primera ministra británica, Theresa May, para que aclare su participación en el ataque con gas nervioso, el pasado domingo 4 de marzo en Salisbury (Inglaterra), contra el exespía ruso y exinformante del MI6—el servicio de espionaje interior británico— Serguéi Skripal y su hija Yulia. Ambos continúan hospitalizados en estado crítico.

La Policía Metropolitana ha confirmado, en una comunicado, que investiga una “muerte inexplicada” en un domicilio de Kingston, barrio londinense donde residía Glushkov (según la BBC). La nota de la policía habla de un varón sexagenario, pero no ofrece el nombre del fallecido. “Aunque creemos que sabemos su identidad, la identificación formal debe aún realizarse”, dice la nota.

La policía fue llamada a las 22.46 del lunes. La investigación la está llevando el comando antiterrorista de la Policía Metropolitana, “como precaución debido a las asociaciones que se cree que tenía el hombre”. “No hay evidencia”, concluye la nota, “que sugiera una relación con el incidente de Salisbury”.