Internacionales

Corea del Norte rompió el silencio tras el anuncio del encuentro entre Kim Jong-un y Trump

Dos semanas después de que un representante surcoreano anunciara que Donald Trump y Kim Jong-un aceptaron reunirse en persona, Pyongyang rompió su silencio, aunque no de manera directa.

Como de costumbre, lo hizo a través de la agencia oficial norcoreana, KCNA, y su mensaje fue claro: la situación ha mejorado pero hay que ser prudentes.

“Gracias a la medida proactiva y la propuesta de paz de la República Popular Democrática de Corea (nombre oficial del país), se ha creado una atmósfera extraordinaria para la reconciliación entre el norte y sur de Corea y una señal de cambio en las relaciones entre Corea del Norte y Estados Unidos”, señala la nota.

A través de un representante surcoreano, Kim Jong un invitó a Trump a una reunión para tratar sobre la “desnuclearización de la península la cual formará parte de las negociaciones”.

El presidente estadounidense consideró que la presión ejercida por su gobierno y las sanciones internacionales fueron la causa del giro norcoreano hacia la diplomacia.

“La oferta de diálogo de Corea del Norte es una expresión de confianza, ya que ha conseguido todo lo que quería”, expresó el gobierno norcoreano.

Por último le recordó a la población que este diálogo es una manera de “recordar que es un momento para que todos encaremos la situación con prudencia, autocontrol y paciencia”.