Sucesos

Tirotean a preparador físico de la Vinotinto

A balazos asesinaron el pasado martes a Jesús Alberto Guacarán, de 30 años, preparador físico de la selección Vinotinto Sub – 20 y del Deportivo Lara, cuando salía, ayer de una farmacia ubicada en la calle 8 con avenida 20, en el centro de Barquisimeto, en el estado Lara. Amigos, familiares y conocidos de la víctima expresaron sus condolencias en redes sociales como Facebook, Twitter e Instagram; el Zulia Fútbol Club también se unió al duelo con un sentido mensaje, “el dolor invade al fútbol nacional”. 

Cuando los detectives del Eje de Homicidios de la Policía científica llegaron a la escena del crimen realizaron la planimetría y el análisis de la trayectoria balística, presumen que dos delincuentes asechaban al infortunado, esperaban que saliera de la cadena farmacéutica Farmatodo para asesinarlo. Aprovechó la oportunidad, en cuanto lo observaron abrir la puerta con las medicinas en las manos, se acercaron.

Precisado el objetivo, los maleantes descendieron de la motocicleta en la que se desplazaban, desenfundaron un arma de fuego, calibre 38, lo apuntaron y sin mediar palabras le dispararon para dejarlo muerto en el sitio. Las balas percutidas impactaron en el rostro de Guacarán, cayó sobre la acera, justo en el frente del establecimiento comercial; la sangre que emanaba de sus heridas se deslizaba por su cuello hasta formar un gran charco cubierto de sesos.

El voluntario de los bomberos de la Universidad Central de Venezuela (UCV) murió en el sitio, alrededor de su cadáver permanecían sus pertenencias personales y compras realizadas en la farmacia. Funcionarios del cuerpo detectivesco comenzaron las averiguaciones, están tras el paradero de los asesinos, desconocen las causas que desencadenaron el deceso, trabajan para determinar el móvil del crimen, comentó una fuente policial.

Pistas

Testigos del asesinato aseguraron que uno de los criminales vestía una chaqueta con el logo del Ministerio de Alimentación. A las afueras de la morgue del Hospital Central Antonio María Pineda arribaron amigos y parientes del infortunado, entre los cuales se encontraba Ángeles, su esposa embarazada. Massimo Scaccia, expresidente del Deportivo de Lara, comentó: “era una persona brillante, amigable. Estuvo dentro de la selección y dio lo mejor de él. Para mí es un dolor muy grande, perdí a un gran amigo, yo quisiera que esto no volviera a pasar”. 

El infortunado formó parte del club Deportivo Lara cuando Lenin Bastidas, fungía como director técnico, estuvo en el Mundial de Fútbol Sub- 20 Corea del Sur, donde el combinado nacional obtuvo el subcampeonato.