Destacados Nacionales

Nicolás Maduro visitó Cuba para reunirse con el nuevo presidente de la nación

Andrés Sandoval Buono

Los Gobiernos de Cuba y Venezuela ratificaron durante el capítulo que abre la llegada de Miguel Díaz-Canel a la presidencia de la isla mantendrán su estrecha alianza con vistas a lograr una integración económica que cimente “la unidad, la independencia y la liberación del siglo XXI”.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, desde ayer en La Habana, se convirtió en el primer mandatario en visitar el país caribeño tras el nombramiento del sucesor de Raúl Castro, y aseguró este sábado a medios oficiales cubanos que viene a “renovar esperanzas, sueños y mirar al futuro”.

Maduro y Díaz-Canel celebraron su primera reunión oficial en el Palacio de la Revolución de la capital cubana después de que el líder venezolano depositara la tradicional ofrenda floral ante la estatua del prócer independentista José Martí, el mismo protocolo para las visitas de alto rango durante las épocas de Raúl Castro y de su hermano Fidel.

“Queremos visualizar diez años por delante, qué más se puede hacer, qué más es necesario hacer por nuestros pueblos de América Latina y el Caribe, para echar bases profundas e indestructibles de la unión política, espiritual, moral y sobre todo económica”, afirmó Maduro a medios oficiales antes de reunirse con su homólogo cubano.

Durante esta visita se espera que Maduro también se vea con Raúl Castro, una reunión que tendrá como posible escenario la sede del Comité Central del Partido Comunista de Cuba (PCC, único legal), ya que el entorno institucional del Palacio de la Revolución lo emplea ahora el nuevo presidente.

El gobernante venezolano viajó acompañado de su esposa, Cilia Flores, y sus ministros de Exteriores y Educación, Jorge Arreaza y Elías Jaua, respectivamente.