Deportes Destacados

Atlético de Madrid aplastó al Marsella 3 goles por 0 para llevarse la UEL

Dany Quintal

Atlético de Madrid se consagró campeón de la Liga Europa tras golear 3 por 0 al Olympique de Marsella en el Stade de Lyon. El atacante francés Antoine Griezmann, fue la figura del encuentro al anotar doblete.

Con el estadio repleto, mucho humo producto de las bengalas, el Rey Felipe VI en la tribuna al igual que el suspendido entrenador del cuadro “colchonero” Diego Simeone; los jugadores saltaron al campo en busca de proclamarse campeones del segundo torneo en importancia de la Uefa. La ambición por alcanzarla superó al atacante francés, Dimitri Payet, quien acarició el trofeo al salir… existe la creencia que tocar la copa antes del encuentro es de mala suerte.

El árbitro pitó y el balón rodó, el saque inicial por Marsella fue poco convencional, un pelotazo a la banda cerca del corner para presionar.

Los primeros diez minutos fueron favorables para los franceses, quienes dominaron el esférico y generaban peligro, guiados de su figura, Payet. El Atlético no veía el balón, con dificultad se pasaban el balón. Par de remates cerca del arco inquietaron a la afición colchonera.

Cuando reaparecieron los destellos de calidad francesa, el cronometro llegó a 21 minutos, tiempo en el que el delantero Antoine Griezmann hizo diferencias. El cancerbero Steve Mandanda sacó el esférico hacia la entrada del último cuarto de cancha, para Anguissa, pero su mal control hizo que la bola llegara a pies “rojiblancos”, la asistencia para “El Principito” quien dentro del área definió al lado izquierdo del arco. Luz para los madrileños cuando se veían presionados.

La desgracia arroparía aún más al Marsella, la afición gala se llevó las manos a la cabeza cuando el cartel del cuarto árbitro puso en rojo el número 10, el de su figura, Payet. La mala suerte de tocar la copa le pasó factura al internacional francés que lesionó a Cristiano Ronaldo en la final de la Eurocopa del 2016. Las lágrimas corrieron por el rostro de Dimitri.

Tras la pausa del medio tiempo y la posesión del balón ampliamente en favor del Olympique de Marsella con 64%. Números estériles, pues el impulso victorioso se pintó de rojo y blanco.

Al minuto 50 un golpe de nocaut llegó al fondo del arco francés, cortesía de un paisano. Con salida desde el mediocampo en velocidad, la redonda a Koke y este que cede a un endemoniado Griezmann que al estar en frente de Mandanda, picó con clase el balón para poner en el ataúd al Marsella.

Marsella trató de reaccionar sin éxito, la ausencia de su figura les pasó factura y para cobrarle una cuota mayor, Gabi puso el tercer gol al 89, tras recibir un pase en el lado derecho del área para chutar fuerte y cruzado.

Tras quedar terceros en Liga de Campeones, aparecieron en este mapa para ser campeones por tercera ocasión.