Carabobo

Opinión / Saul Oterga : El Precio de la Dignidad

Un alto costo en sacrificio pagó nuestro pueblo por obtener la independencia y la soberanía, una mitad de la población pereció en el campo de batalla para esforzar la prepotencia y la insolencia del imperio Español, que pretendió esclavizar a nuestro pueblo. Con razón el Libertador lo califico como el bien más preciado y con ello obtuvimos un territorio y un destino, la libertad y la soberanía. El mundo de hoy es más complejo, está lleno de peligros y amenazas a nuestros intereses como pueblo y como nación, las fuerzas reaccionarias capitaneadas por el imperialismo norteamericano pretenden imponer su hegemonía por la vía de la violencia, haciendo uso de la guerra para someter al resto del mundo que no piensa como ellos, la caída del Muro del Berlín en el año 1989 y la desaparición del bloque de países socialistas en Europa del Este rompió el equilibrio existente teniendo como consecuencia un ambiente más peligroso, colocando el orden del día el tema de la paz y la guerra.

 

Este tema se torna como un asunto fundamental para los países que hoy sienten como real esta amenaza, el caso concreto de Venezuela por su peso moral, político, geo-estratégico, se ha construido una narrativa cargada de falacias y mentiras que se ha caracterizado en diferentes foros políticos, controlados por la derecha. Esta narrativa sirve para justificar agresiones violatorias al derecho internacional, así como una descarada injerencia e intervencionismo que ninguno de los actores que lo motivan los aceptarían para ser aplicados en su propio país.

 

Por ejemplo; señalar nuestro sistema político como una dictadura no solo ofende la inteligencia de la especie humana, si no que tomarse otras atribuciones como querer decidir cuando hay elecciones en nuestro país o solicitar la suspensión o lo que es más descarado que se repitan porque su favorito no logro el éxito. Habría que preguntarse si es que estos líderes aceptarían por ejemplo en Colombia, en Chile, en Perú, en México el atrevimiento de un Jefe de Estado o de un ente político extranjero. Estamos seguros que ninguno de los jefes de Estado y de gobierno que hoy integran el Cartel de Lima estarían con tal grotesca injerencia en los asuntos internos, por eso como se explica el reiterado llamado a intervenir en los temas políticos en Venezuela, ellos no aceptarían las arbitrarias e ilegales medidas de bloqueo comercial y financiero impuestos por los nuevos y viejos imperios contra nuestro país, en el caso que el futuro se quisiera aplicar las mismas prácticas algunos de estos países sabemos que no estarían de acuerdo.

 

El pueblo Venezolano ha decido emprender su propio destino sin tutelaje, sin imposición, sin amos ejerciendo plenamente el principio de autodeterminación y la construcción de las instituciones de acuerdo a nuestra carta política por tanto está determinado a ejercer la soberanía y esto, hoy en día tiene un alto costo humanitario, nuestro pueblo sufre todo tipo de privaciones por voluntad de los poderosos quienes quieren rendir la voluntad política de ser libres e independientes, este costo político hay que estar claro que es el que nos toca pagar por mantener los principios que como pueblo son la única garantía de la existencia como Nación.

Independencia y patria socialista ¡Viviremos y Venceremos!

 

@SaulOtergaPsuv