Carabobo Destacados

Precios de los repuestos aceleran sin freno en Valencia

María Eugenia Espinoza

El elevado precio de los repuestos para vehículos ha obligado a algunos carabobeños a parar sus automóviles, ante la falta de dinero para reparar las averías.

Durante un recorrido del equipo reporteril del Diario La Calle, por diversos establecimientos de venta de repuesto de la ciudad de Valencia, se pudo corroborar que el precio de las piezas para carros aumentan semanalmente, e incluso hasta diariamente.

Vendedores y encargados en los locales que ofertan repuestos indicaron que la mayoría de los artículos que venden son importados y a esto se deben los elevados precios.

De igual manera precisaron que las ventas han disminuido en lo que va de año, casi en un 50 por ciento.

Por otra parte, algunos ciudadanos que caminaban este jueves por la avenida Michelena de Valencia en busca de precios, destacaron que se han visto en obligados a paralizar sus vehículos ante los altos costos de los repuestos, lo cual les imposibilita adquirirlos.

Otras personas alegaron que deben recurrir a “chiveras”, en busca de repuestos de segunda mano (usados) pero más económicos, sin embargo, los accesorios para carros también son costosos.

Durante la visita a diversas ventas de repuestos y páginas web, así como entrevistas a conductores, se pudo constatar que el precio de una bujía supera los 7 millones de bolívares y cada automóvil emplea de 4 a 8, dependiendo el tamaño y tipo de vehículo.

Las bobinas son ofertadas desde 45 a 80 millones, las pastillas para frenos cuestan de 30 a 40 millones de bolívares, la bomba de la gasolina tiene un precio de 80 millones, un kit de empacaduras va desde los 250 millones de bolívares en adelante, la batería cuesta alrededor de los 40 ó 75 millones de bolívares, los amortiguadores a partir de 180 millones y los discos de freno desde 40 millones al igual que los muñones.

Hasta los bombillos para los faro le quitan las luces a los conductores, debido a que un bombillo para la luz de freno sobrepasa los 3 millones de bolívares.

Ante los elevados precios de los repuestos, algunas personas optan por mandar a reconstruir sus repuestos, lo que solo les cuesta la mitad de los precios, pero no cuentan con ningún tipo de garantía, por lo que se exponen a dañarse fácilmente.

Otro factor que empeora la situación es la mano de obra, que según el relato de algunos ciudadanos también es bastante costosa, por lo que algunas personas optan por comprar los repuestos y reparar ellos mismos sus automóviles.