Internacionales

Brasil se moviliza este viernes contra guerra jurídica que impide libertad de Lula

AVN.- Centrales sindicales, movimientos sociales y partidos políticos convocaron a movilizarse este viernes en todo Brasil para rechazar la guerra jurídica con que se impide la liberación del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva.

El objetivo es hacer un “calentamiento” con miras a la gran movilización del próximo 15 de agosto, cuando el Partido de los Trabajadores (PT) registrará oficialmente la candidatura presidencial de su fundador y líder histórico ante el Tribunal Superior Electoral, indicó el Comité Popular en Defensa de Lula y de la Democracia.

El acto central de este viernes se realizará a las 18:00 (hora local) en la ciudad de Porto Alegre, frente a la sede del Tribunal Regional Federal de la Cuarta región (TRF-4), que ratificó y aumentó a 12 años y un mes de cárcel la condena proferida contra Lula por el juez de Curitiba Sergio Moro, recoge Prensa Latina.

La mañana del domingo el juez federal del TRF-4, Rogerio Favreto, aceptó un pedido de libertad elevado por tres diputados del Partido de los Trabajadores (PT) mientras se encontraba de guardia, y ordenó liberar al líder suramericano, al considerar que no había fundamento jurídico para su arresto. Ese mismo día el presidente del TRF-4, Carlos Thompson Flores, suspendió el habeas corpus y lo mantuvo en la cárcel.

Entre los convocantes a la movilización de este viernes se encuentra la Central Única de los Trabajadores (CUT), cuyo secretario general Sérgio Nobre afirmó que la tarea de esa institución en este momento es luchar para ver a Lula en libertad y en la disputa electoral de octubre próximo.

Se trata -dijo- ‘de hacer valer el derecho del pueblo brasileño de votar en su mayor líder y el único capaz de rescatar los derechos sociales y laborales usurpados por el ilegítimo Michel Temer desde el golpe’ (parlamentario-judicial) perpetrado contra la presidenta constitucional Dilma Rousseff en 2016.

En un documento enviado a sus afiliados, la CUT subrayó Lula fue condenado sin que haya cometido ningún delito; después fue preso a pesar de tener derecho a permanecer en libertad hasta que el proceso sea juzgado en última instancia, y ahora no fue liberado por una serie de maniobras de Moro, la Policía Federal y el TRF-4.