Sucesos

Policía fue ultimado a hachazos en Panteón al oeste de Caracas

El cadáver tiroteado y mutilado de un exagente de la Policía Municipal de Libertador fue abandonado  el viernes en las inmediaciones del Mausoleo familiar que resguardaba los restos del caudillo Joaquín Crespo y su esposa Jacinta Parejo – antes de que fueran saqueados para fines ocultos – una construcción fúnebre erigida en el Cementerio General del Sur, al oeste de la ciudad de Caracas.

De acuerdo con una minuta policial, el cuerpo hallado cerca del panteón le pertenece a Kleiver Hurtado (34). Su cabeza exhibía heridas abiertas infligidas por un hacha, mientras que su torso había sido impactado por un tiro.

Testimonios familiares revelaron que Hurtado fue sacado a la fuerza de su vivienda, situada en el sector de la Cota 905, el jueves anterior por una célula delictiva que quiso asesinarlo debido a su profesión.

Tras su rapto, el hombre fue trasladado por sus victimarios, bajos amenazas de muerte, hasta la parroquia Santa Rosalía, donde está construido el citado camposanto, el espacio de sepulturas más grande de la capital y fue asesinado poco después, en las proximidades de la tumba del general Crespo.