Carabobo

Vecinos de la vivienda rural Bárbula abandonados a “la buena de Dios”

Carlos  Ramírez 

Los vecinos de la vivienda rural Bárbula de Naguanagua, se encuentran  en total abandono, “a la buena de  Dios´,  una larga lista de problemas, que van desde la falta de servicio telefónico, agua potable, aseo urbano y energía eléctrica, así lo señala la  dirigente vecinal,  Carlota  Narváez de López,  quien  habita en la parte alta sector azul de la vivienda Rural de Bárbula.

Al formular su denuncia, destacó que el referido sector se encuentra desde hace más de un año, sin servicio telefónico domiciliario, los vecinos han acudido  para reclamar  a la Compañía Anónima Nacional de Teléfonos de Venezuela, CANTV,  pero  no han resuelto el problema, por lo que decenas de familias están  incomunicadas en esa zona popular de Naguanagua. 

Asimismo señala Carlota Narváez de López que la sequía de agua, que les mantiene Hidrocentro, en forma permanente, ya no la aguanta la comunidad. “El vital  líquido llega una vez a la semana, dejando a los vecinos a la merced de camiones  cisternas de agua, que cobran por llenar una tanque de las casas, hasta  300  bolívares soberanos, lo que impacta en el presupuesto familiar de bajos recursos.

Igualmente, las calles de la comunidad parecen “un campo de guerra”, sobran  los huecos, las calles se encuentran intransitables, los carros se accidentan frecuentemente. “El tren delantero de los vehículos que por allí circulan están  destrozados,  por tanto   “cráteres”,  que presenta la vialidad.

De igual manera, los habitantes de la zona se la pasan con  velas en mano, porque las fallas de electricidad son permanente. “Frecuentemente los apagones   suceden casi  a diario, produciéndose el daño de las aparatos electrodomésticos,  que cuesta una  fortuna  por la hiperinflación que se está vivienda a  diario en el país.

Además, señala que “el Aseo Urbano nos tiene abandonado, solo dos veces a la semana vienen a recoger la basura, a veces hay que pagar hasta cinco millones de bolívares para que el camión recoja la basura”.

La dirigente comunitaria Carlota Narváez hace un llamado al Alcalde  de Naguanagua, Gustavo Gutiérrez y al Gobernador de Carabobo, Rafael Lacava,  para que trabajen por las comunidades populares de Valencia. “Deberían visitar la vivienda Rural Bárbula, para darse cuenta de la realidad del estado abandono que se encuentra la zona, y ofrecer soluciones de  las diversas problemática que padece los vecinos del sector”, dijo finalmente.

 

 

Mantenimiento correctivo y preventivo contra los apagones

Para el dirigente Tomás Farías, concejal del Municipio Naguanagua, coordinador municipal del partido “Cuentas Claras” la situación de los apagones está afectando a todos los sectores de esa popular zona del estado Carabobo.

–El llamado es a la empresa Corpoelec, porque este nuevo cronograma de cortes del servicio eléctrico, es otra burla al pueblo, señala.

Considera que “el gobierno nacional nos había prometido una flexilización en los racionamientos y ha resultado todo lo contrario. Este esquema de suspensión del servicio eléctrico es más inhumano que el anterior, ahora padecemos apagones de seis, siete y ocho horas diarias, justo cuando la sensación térmica en Carabobo, aumente exponencialmente en las últimas semanas, mientras que a las personas se les están dañando los artefactos eléctricos y hasta los alimentos”.

–Los naguanaguenses nos preguntamos: ¿dónde está la inversión en el sistema eléctrico? Cada día es más constante las fallas en el suministro del servicio eléctrico, cortes y subidas de alta tensión que causan daño a la actividad comercial, familiar y empresarial en nuestro municipio.

El concejal Faría propone como una solución a esta situación, mayor inversión en este importante sector, mantenimiento correctivo y preventivo del sistema eléctrico.