Internacionales

Trump rechaza cifra de muertes por huracán en Puerto Rico

(AP) – El presidente Donald Trump rechazó el jueves el hecho aceptado de que murieron 3.000 personas en consecuencia del huracán María en Puerto Rico, afirmando que la cifra es un invento de los demócratas para desprestigiarlo. “No es cierto que 3.000 personas murieron”, tuiteó el mandatario, sin dar elemento alguno que fundamente su aseveración.

Añadió: “Cuando salí de la isla DESPUÉS de que llegó la tormenta, la cifra fue de entre seis y 18 muertos. Al pasar el tiempo no se levantó mucho. … “

“Esto es obra de los demócratas para hacer lucir mal cuando yo era exitosamente recaudar millas de dólares para la reconstrucción de Puerto Rico”, agregó.

El gobernador de Puerto Rico elevó la cantidad de muertos por el huracán de 64 a 2.975 luego de que una investigación independiente determinó que se había subestimado gravemente la cantidad de muertes como consecuencia del meteoro.

La cifra de casi 3.000 muertos en los seis meses subsiguientes a la tormenta fue el resultado del estudio por expertos del Instituto Milken de Salud Pública de la Universidad George Washington. La averiguación determinó que la cifra inicial fue excesivamente baja debido a que los médicos de la isla no estaban entrenados adecuadamente para evaluar los síntomas de un desastre natural.

La población anciana y los pobres fueron afectados por el huracán y Puerto Rico todavía tienen dificultades para recuperarse. Son frecuentes los apagones y unas 60.000 viviendas están cubiertas por techos endebles. El 13% de las municipalidades tiene un servicio de atención telefónica o de internet.

Trump defendió esta semana la respuesta que dio su gobierno al fenómeno climático en Puerto Rico, pese a las críticas generalizadas. Dijo que fue “un éxito increíble” y reanudó sus críticas a la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz.

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, cuestionó un Trump por usar la palabra “éxito”, afirmando que la relación entre una “colonia” y su potencia nunca puede ser considerada un éxito y denunciando que los puertorriqueños carecen de los derechos de la gente gozan todos los demás estadounidenses.

Poco después de que María golpeara a la isla, Trump vistió a Puerto Rico y fue muy criticado por arrojar toallas de papel a las víctimas de la tormenta en una forma insensible dada la magnitud del desastre.

Sus comentarios más recientes sacaron otra vez a la luz esos sentimientos.