Sucesos

Privadas de libertad diez personas por sustracción de 37 toneladas de cables de energía eléctrica en Zulia

(Caracas, 01 de octubre de 2018) Luego de la solicitud del Ministerio Público, fueron privadas de libertad diez personas, entre ellas cuatro funcionarios policiales, por el robo de 37,1 toneladas de cables de energía eléctrica, los cuales habían sido sustraídos del Complejo Termoeléctrico Zulia 3, ubicado en el municipio La Cañada de Urdaneta del estado Zulia.

Los imputados ante el Tribunal 6° de Control de la jurisdicción fueron Nereida Albornoz, Kendry José Morán Morillo, Yohandry José Alvarado Alvarado, Eudón Chiquinquirá Valero Zambrano, Ángel Alberto Morales Barboza y Luis Ramón González Ríos.

También fueron imputados los efectivos de la policía municipal de San Francisco, Nerio Enrique García Bencomo, Yondeiber Alberto Barboza Fernández, Richard Rafael Hernández Zambrano y Edwin Camargo Mendoza.

En horas de la noche del pasado 7 de septiembre, los funcionarios policiales sostuvieron un intercambio de disparos con desconocidos que sustrajeron 37,1 toneladas de cables de la referida central eléctrica.

En horas de la madrugada del día siguiente, los uniformados abordaron un automóvil marca Ford, conducido por Valero Zambrano, y hallaron ocultos en la maleta y los asientos traseros un total de siete segmentos de guayas eléctricas.

Tras el hallazgo del material, los agentes policiales solicitaron al conductor, aparte de la retención de lo incautado, la cantidad de 3.000 mil bolívares a cambio de no detenerlo ni colocarlo a la orden del Ministerio Público.

Asimismo, procedieron a levantar un acta en la que registraron el decomiso del cableado sin mencionar la detención de algún implicado, lo que generó suspicacia en los efectivos del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas que investigaban el hecho. De ahí que decidieran realizar una inspección en la aludida termoeléctrica.

Al respecto, el personal de seguridad de la central eléctrica ofreció testimonios a efectivos de la policía científica para dar con el paradero de los responsables.

Luego de varios allanamientos en la zona, se recuperaron las 37,1 toneladas de guayas, además de lograr la detención de las seis personas implicadas. Al momento de su detención, Nereida Albornoz intentó agredir físicamente a los funcionarios del Cicpc.

Los cuatro policías también fueron detenidos, luego que los funcionarios del Cicpc constataran que hubo un cobro de dinero en efectivo a cambio de no colocarlos a la orden del Ministerio Público.

En la audiencia de presentación, las fiscalías 26a y 48ª del estado Zulia imputaron a los cuatro policías municipales por los delitos de corrupción propia, acto falso y asociación.

Mientras que Morán, Alvarado, Valero, Morales y González fueron imputados por los delitos de tráfico y comercio ilícito de material estratégico, y asociación.

Por su parte, a Albornoz, tras imputársele resistencia a la autoridad, se le otorgó una medida cautelar, consistente en la presentación periódica al tribunal y la prohibición de salida del país

Evaluados los elementos de convicción expuestos por el Ministerio Público, el tribunal de control dictó las respectivas medidas privativas de libertad en contra de los nueve hombres, quienes quedaron recluidos en la subdelegación San Francisco del Cicpc.