Carabobo

Precios de bebidas y chucherías en la calle no son nada refrescante

 

MEE

Para muchos carabobeños tomarse un refresco o comerse una chuchería, en la actualidad representa casi un lujo debido a los elevados precios de estos productos.

En un recorrido del Diario La Calle por establecimientos y bodegas de la ciudad de Valencia se constató que un refresco de 2 litros tiene un monto de 300 bolívares soberanos, uno de litro y medio cuesta 270, uno de lata 100, un Gatorade 160 y un jugo Yukery desde los 100 bolívares, por lo que algunos ciudadanos no pueden tomarse una bebida refrescante en la calle, como lo hacían anteriormente.

Los ciudadanos entrevistados coincidieron que desde hace algún tiempo, al salir a la calle optan por cargar con termos de agua para saciar la sed.

Por otra parte se conoció que las chucherías son otros de los productos incomparables, ya que los Cocosette, una Sambas, pepitos, papitas y tostones se ubican entre 70 y 100 soberanos. Una galleta supera los 20 bolívares, que aunque suene poco, antes de la reconversión monetaria eran 2 millones de bolívares.

Las personas coincidieron en que hace algunos años, al salir a la calle compraban refrescos para calmar la sed y chuchería para aminorar el hambre, pero ahora no pueden darse esos pequeños gusticos.