Internacionales

Se celebra el centenario de la recuperación de la independencia de Polonia

La historia polaca registra una larga serie de hechos terribles. ¿Cómo fue la lucha por la recuperación de la soberanía de su país?

A pesar de más de cien años de opresión bajo potencias extranjeras, los polacos no abandonaron sus sueños de recuperar la independencia. Las élites polacas de diversas maneras trataron de inculcar la conciencia nacional en los campesinos y trabajadores polacos.

Se desarrollaron varias formas de educación, y se hicieron esfuerzos para mantener el idioma polaco en el sistema escolar. Todos los principales partidos políticos polacos colocaron una agenda de reconstrucción del estado polaco en su manifiesto. Tras cada golpe Polonia siempre volvió a levantarse gracias a su amor por la libertad y el deseo de ser una nación soberana.

El 11 de noviembre de 1918, después de 123 años de ausencia en los mapas políticos europeos Polonia recuperó su independencia. Esta victoria se cimentó en una dura lucha para recuperar el territorio y la autonomía política, luego de un largo período bajo el control de tres poderosas potencias vecinas.

Józef Pi?sudski es una de las figuras centrales de la historia de nuestro país, por encarnar, posiblemente, buena parte de su herencia política e histórica: desde el combate por la libertad y la independencia hasta la apelación a una indudable tradición democrática nacional.

Los héroes de ese período, a pesar de los hostigamientos, arrestos, deportaciones y represalias de los invasores, pudieron proteger y desarrollar su identidad nacional, luego transmitirla a las próximas generaciones vivientes en una Polonia renacida. En palabras del propio Mariscal Pi?sudski: “la nación que no recuerda ni respeta su pasado, no tiene derecho al futuro.”

 

Pero Polonia no está anclada en su pasado sino que mira con esperanza, confiada en sus valores, su futuro. Así lo asevera nuestro Presidente Andrzej Duda, cuando afirma “me gustaría que al conmemorar los aniversarios históricos, no solo nos remontemos cien años atrás, pero en igual o incluso mayor medida, nos aventuremos hacia el futuro, hacia los desafíos que nos esperan, a los cuales les haremos frente y con los cuales podamos efectivamente medirnos, construyendo hoy una fortalecida “Polonia libre”.”

En este esfuerzo de construcción colectiva del futuro polaco trabaja, con tesón, esta Embajada, representando lo mejor de nuestro país, difundiendo nuestra identidad y nuestra imagen, tan polaca como europea.

 

¿Por qué es tan importante la música en las celebraciones polacas?

Existe una relación íntima y directa entre la música y la cultura con la identidad nacional polaca. Una lista de polacos celebres por su contribución a la humanidad tiene, como en muchos países, militares y estadistas. Pero, en el caso de Polonia, a los nombres de estadistas y militares se debe sumar a poetas, escritores, líderes religiosos, científicos y músicos como Ignacy Jan Paderewski, Fryderyk Chopin o Stanis?aw Moniuszko.

Ingnacy Paderewski no sólo fue un pianista extraordinario y un compositor notable, sino que desempeñó un papel clave en la independencia de Polonia, así como Primer Ministro y Ministro de Asuntos Exteriores de la Polonia recuperada. En su caso, música y patriotismo se combinaron de manera ineluctable.

Fryderyk Chopin, por su parte, fue el más grandioso compositor del romanticismo, un intérprete sublime y el creador de una vasta musical inspirada en música folclórica polaca. Su interminable lista de obras incluye valses, mazurcas y polonesas, que pusieron la música popular polaca en los más importantes escenarios musicales de Europa. Chopin amó a su país y a su cultura, formando parte de las comunidades patrióticas en el exilio.

Por su parte, Stanis?aw Moniuszko, en sus composiciones, reivindica el folklore eslavo así como la música religiosa en base a líneas melódicas particularmente expresivas.

¿Cuáles son las principales metas de la agenda de trabajo de la Embajada?

La Embajada desarrolla una intensa agenda en base a los lineamientos de la diplomacia polaca en el mundo: el fortalecimiento de la democracia (promoviendo el diálogo y la tolerancia ideológica, tal como lo plantea el Diálogo por la Democracia que tiene lugar en Varsovia en su sexta edición), así como la protección de los Derechos Humanos y el Estado de Derecho.

Estos lineamientos son especialmente relevantes dada la actividad que lleva a cabo Polonia en su calidad de miembro no permanente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas con foco en la paz y en la seguridad internacionales, así como en su rol como anfitriona de la COP 24 -Katowice 2018- con el objetivo de concretar los compromisos para el desarrollo sostenible, en un escenario internacional de especial relevancia, próximo a la entrada en vigor del Acuerdo de Paris en 2020.

¿La Embajada mantiene relación con los polacos en Venezuela?

En nuestra agenda cotidiana la Embajada tiene un objetivo y un socio especial: la comunidad polaca en Venezuela. Los polacos residentes en este país son un ejemplo concreto de la polonidad.

Como bien lo afirma nuestro Presidente Andrzej Duda, “la historia de la recuperación de la independencia es en igual medida el trabajo cotidiano de los compatriotas residenciados en los territorios de la antigua República, así como en la emigración, emprendido para preservar la polonidad, desarrollar la cultura y construir el pensamiento político polaco”.

 

Supe que la Embajada ha estado trabajando en la edición de un libro sobre los polacos en Venezuela. ¿De qué se trata ese libro?

Como homenaje especial a la comunidad polaca en Venezuela en particular y al exilio polaco en general en el mundo, este año hemos pensado en un proyecto especial, que da cuenta de la labor desplegada por los polacos en este país, haciendo Venezuela, manteniendo viva su identidad polaca y contribuyendo con el desarrollo económico de la región.

El libro “Polonia y Venezuela, historias de vida” es un mosaico colectivo de narraciones que ilustran esa labor colectiva y honran el trabajo, la tenacidad y la solidaridad de los polacos. Verán aquí a los polacos como agricultores, cineastas, médicos, arquitectos, deportistas, arqueólogos y una larga serie de profesiones y oficios que muestran la enorme capacidad de los polacos en adaptarse y enfrentar obstáculos exitosamente.

La misma labor de edición del libro es un ejemplo en sí mismo de esa obstinación por construir y no abandonar los esfuerzos, un proyecto que llevamos a cabo en tiempo récord y contra todo tipo de obstáculos.

 

¿Qué otras actividades planea la Embajada para este aniversario?

La Embajada de la República de Polonia en Caracas se ha unido a las celebraciones del Centenario del Renacimiento con una serie de actividades que abarcan distintos ámbitos de la vida cultural. Destacan el ciclo “Todo Polanski”, que ha transcurrido durante todo el año presentando su filmografía completa.

Recientemente se llevó a cabo la Jornada Deportiva, como una versión de la Carrera 10k que cada año se organiza en Varsovia el 11 de noviembre, y que arranca exactamente a las 11:11 de la mañana.

El 8 de noviembre se llevó a cabo una Gala en la Sala 1 del Celarg, en la que el Maestro gerardo Gerulewicz dirigió a la Orquesta Filarmónica Nacional en la interpretación de tres polonesas de Chopin, Moniuszko y Lewicki (siendo esta última un estreno mundial), así como tres piezas de compositores venezolanos.

Como antes mencioné, también se ha hecho un homenaje a parte de la Colonia Polaca en Venezuela mediante la publicación del libro “Polonia en Venezuela: Historias de Vida”, en el que se plasman los relatos de 19 familias polacas que llegaron a este país, y se convirtieron en parte del mismo sin dejar de lado sus orígenes.

Además, el año estuvo cargado con tardes poéticas, una aun por realizarse en el Auditorio de La Poeteca, participación el la Fiesta de la Francofonía con una exposición acerca del Mariscal Pilsudski, apertura del Consulado en la ciudad de Barquisimeto, el concierto de un guitarrista polaco que toca a Chopin en versión rock sinfónico, y la lectura pública de “La Preprimavera Polaca” de Stefan Zeromski, la cual se realizará en la Biblioteca Nacional el próximo mes de diciembre.

Para Polonia ha sido un largo camino de 100 años que se dicen pronto, y ha sucedido tanto que es difícil mirar hacia atrás y recordar todo. Igualmente este año la Embajada ha trabajado incansablemente por hacer de esta importante fecha algo digno de recordar, pero ya se está trabajando y planificandso la actividad cultural del 2019, pues siempre que se mira hacia atrás, es para prepararse para lo que está delante.

Milena Lukasiewicz , encargada de Negocios de la embajada de Polonia e Venezuela y su  delegación