Carabobo Destacados

Varias pymes de autopartes cerrarán por situación de Ford

 

(Marlene Castellanos).- El que la empresa Ford de Venezuela no tenga un cronograma de producción para el 2019, afectará a las pequeñas y medianas industrias Carabobeñas del sector autopartes.

El presidente de Capemiac, Oscar García, aseguró que estas compañías tendrán que bajar su santamaría de manera automática.

“Si el grande que te pide el producto no está trabajando, prácticamente las empresas no tienen a quien vender sus productos”.

García, destacó que el sector está fuertemente golpeado, pues primero se fue General Motors, por una demanda, aunque la producción de dicha planta venía en descenso por falta de insumos y ahora Ford de Venezuela, no cuenta con un programa de producción para el 2019.

La autoridad de Capemiac, aseveró que la ensambladora FCA antigua Chrysler, también tiene una baja producción. La compañía está laborando al 0,5% de su capacidad instalada.

“Esto ocurre, por las malas políticas económicas del Ejecutivo; que están afectando fuertemente a las empresas que se encuentran aguas abajo”.

Aseveró que es lamentable la situación porque el sector de autopartes duplica, la cantidad de trabajadores que tienen las ensambladoras.

Concesionarios con vehículos importados

Aseveró que los concesionarios del país durante el 2019 ofrecerán carros importados; cuyo acceso será solo para los “enchufados” del gobierno.

“Es imposible que los que no estén en esa acera, puedan adquirir un vehículo extranjero”.

Indicó que mientras se mantenga este modelo económico errado, imposiblemente habrá un reimpulso del aparato productivo nacional, porque el problema no solo está en la industria automotriz, sino en todos los sectores de la economía.

“Las empresas del Estado no están suministrando materia prima. Las intervenciones hechas por el gobierno lo que hizo fue acabar con esas industrias”.

García manifestó que en el país no solo está mal los empresarios, sino los trabajadores quienes su poder adquisitivo se debilita cada vez más por la hiperinflación.