Economía

EE.UU. extiende el plazo para que se clausuren los negocios con PDVSA

El Departamento del Tesoro de EE.UU. ha anunciado este viernes, a través de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC), que extiende el plazo para que inversores extranjeros puedan clausurar sus relaciones comerciales con la empresa estatal de petróleo de Venezuela, PDVSA.

La nueva fecha límite fue dispuesta para el próximo 10 de mayo, con lo que a partir de ese momento deberán darse por finalizados los contratos o acuerdos de empresas norteamericanas que involucren a la firma petrolera del país caribeño. La fecha que pierde vigencia había sido declarada para el 28 de abril. 

“OFAC extiende la fecha de expiración de las provisiones relacionadas con poner fin a ciertos contratos financieros u otros acuerdos que involucren o están relacionados con bonos enumerados en el Anexo de la Licencia General 3D o ciertos valores de Petróleos de Venezuela S.A.”, indicó el organismo a través de un comunicado. Y agregó que dichas relaciones estarán autorizadas “hasta las 12.01 a.m. hora del este del 10 de mayo de 2019”.

El pasado 28 de enero, John Bolton, asesor de seguridad nacional del mandatario de EE.UU., Donald Trumpanunció la imposición de sanciones contra Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA), como parte del proceso de presiones económicas contra el Gobierno de Nicolás Maduro.

Las medidas restrictivas comprenden el congelamiento de unos 7.000 millones de dólares en activos de esa compañía estatal venezolana, en adición a una pérdida estimada de 11.000 millones de dólares de sus exportaciones durante los próximos años, precisó por su parte, el secretario del Tesoro de EE.UU., Steven Mnuchin.

Durante los primeros diez meses de 2018, las refinerías de EE.UU. importaron desde Venezuela 150 millones de barriles de petróleo. Algunas de las refinerías más importantes de la costa del Golfo, como las ubicadas en los estados de Texas y Luisiana, son las que trabajan con el crudo pesado venezolano.