Destacados Economía

Empresas de premezclado y cemento deben regresar a manos privadas


(Marlene Castellanos).- Las Industrias Básicas y cementeras deben pasar nuevamente a manos privadas, para que puedan ser  reactivadas.

 El presidente de la Cámara de la Construcción en Carabobo, Germán Rodríguez, hizo esta aseveración alegando que es evidente que el Ejecutivo fracasó  en su administración.

De acuerdo a Rodríguez un ejemplo de que el gobierno no es buen empresario, se evidencia en la decisión tomada por las autoridades de la empresa Venezolana de Cemento, de cerrar las plantas de premezclado La Cumaca ubicada en San Diego y el Cambur localizada en el municipio Puerto Cabello.

El  Ejecutivo tomó estas compañías y no logró mantenerlas operativas, pues de las seis instalaciones que habían  en la entidad, cuatro bajaron su Santamaría, la arenera de San Joaquín tiene tiempo paralizada  y la que está en Valencia, trabaja a poca capacidad.

Rodríguez  señaló  que esta situación ha llevado  a la paralización  casi total de la producción del sector construcción, a lo cual debe sumarse las medidas económicas y las leyes punitivas.

 “Las cifras que  publicó el Banco Central de Venezuela, evidencian una caída del Producto Interno Bruto de este ramo para  el tercer trimestre de 2018 cercana al 95%, nosotros estimamos  una paralización de 98%”.

El presidente de la Cámara de la Construcción de Carabobo, dijo que lamentablemente este escenario se traduce también en pérdida de empleo. “Los obreros, chóferes, mezcladores y todo una serie de personal, tienen que buscar  otras actividades para poder conseguir el sustento para sus familias”.

Es posible la reactivación

Rodríguez aseguró, que si se genera confianza en el empresariado y se le dan las condiciones necesarias, el sector construcción puede reactivarse.

Destacó que también debe  bajarse la hiperinflación y recuperar el poder de compra de los ciudadanos, para que puedan adquirir una vivienda.

“Esta es una actividad rentable para cualquier inversionista, vendedor y promotor.  En un eventual cambio  económico, la reactivación  generará un efecto cascada, podrán operativas las Industrias Básicas y las cementeras, que tendrán que abrir para cubrir la demanda”.