Deportes Destacados

Cavani anestesia a Chile, Uruguay gana su grupo

(AP) — Esta vez no hubo “Dedazo” que frenase a Edinson Cavani.

En otra exhibición del oficio y oportunismo de Uruguay, el gol de Cavani en el tramo final catapultó el lunes a la Celeste a la victoria 1-0 ante Chile y el primer lugar del Grupo C de la Copa América.

Cavani anotó a los 82 minutos para dejar a la Celeste con siete puntos y desplazar a los bicampeones defensores del torneo, que se atascaron con seis puntos.

Cuando Chile tenía a Uruguay arrinconada, Cavani apareció para abrirse un hueco y cabecear certeramente el centro de Giovanni González, anidando el balón a la derecha del arquero chileno Gabriel Arias. Fue el segundo gol del delantero del Paris Saint-Germain en el torneo.

“Cavani es así, no para nunca y hoy transitó entre funciones diferentes entre todo el partido, pero su característica principal no la pierde”, lo alabó su técnico Óscar Tabárez. “No lo hace cualquiera. Es para especialistas y él es uno de ellos”.

El gol, la victoria y el primer lugar de la llave fueron una suerte de revancha para Cavani, más al firmarlo frente a Gonzalo Jara. Luego de relegarle a la banca de suplentes en los primeros dos partidos, el técnico Reinaldo Rueda decidió poner de titular al defensor central chileno.

Nadie se había olvidado de lo ocurrido en un Uruguay-Chile por los cuartos de final de la Copa América de 2015 que se jugó en el territorio de la Roja. Y justamente el lunes se cumplió el cuarto aniversario del llamado “Dedazo”.

Jara provocó a Cavani tocándole el trasero con un dedo, sin que se diera cuenta el árbitro Sandro Ricci. El atacante charrúa reaccionó molesto y lanzó un manotazo al rostro de Jara, quien, ante la mirada de Ricci, se tiró al suelo como si hubiese sido víctima de una alevosa agresión.

Cavani recibió una infracción y fue expulsado, dejando a Uruguay en desventaja numérica. Chile se impuso 1-0, encaminándose a la conquista de su primer gran título internacional.

“Para mí todos los goles son iguales”, dijo Cavani. “No tomo ningún gol o partido como revancha. Lo importante es que se me abrió el arco”.

En cuanto a Jara, lo único destacable el lunes fue cuando le propinó un puntapié a un individuo que disfrazado con una cabeza de gallina invadió la cancha con el choque empatado 0-0, interrumpiendo el juego brevemente durante el segundo tiempo.

“Son incidentes del pasado”, dijo Rueda sobre el incidente de 2015.

Uruguay se las verá con Perú en los cuartos de final el sábado. Un día antes, Chile chocará con Colombia en Sao Paulo. Perú fue tercero en el Grupo A, mientras que Colombia ganó sus tres partidos y aún no encaja goles en el torneo.

Ecuador y Japón empataron 1-1 en el otro partido del Grupo C, con lo que ambos quedaron eliminados del torneo.

“Nos tocó ganar y eso me tiene muy contento”, dijo Tabárez. “Fue un partido muy duro”.

“Sirve un día más de descanso, es algo importante, porque estamos llegando muy justos”, añadió Tabárez, refiriéndose a las bajas por lesiones de los titulares Matías Vecino y Diego Laxalt.

La Roja había estado más cerca del gol en el cierre del duelo en el estadio Maracaná. A los 69, el zaguero José María Giménez salvó a Uruguay en la línea al despejar de cabeza el frentazo de Paulo Díaz tras un tiro de esquina.

“Fue un partido muy equilibrado”, dijo Rueda. “Éramos conscientes del difícil rival que enfrentamos, pero creo que Chile hizo un muy partido con mucho carácter”.

Ante algo más de 58.000 espectadores, el partido resultó entretenido con llegadas por ambos.

Chile dominó en posesión durante el curso del duelo, pero Uruguay mejoró cuando Tabárez decidió sacar al volante Nicolás Lodeiro por Nahitan Nández tras el intervalo.