Destacados Nacionales

El excomisario Iván Simonovis se encuentra en Estados Unidos

AP) — Un exjefe policial detenido, cuyo caso fue considerado por la oposición como una muestra de la persecución judicial a los adversarios del gobierno en Venezuela y que se fugó luego de permanecer casi cinco años bajo arresto domiciliario, reapareció el lunes.

El excomisario Iván Simonovis publicó dos fotos al lado de una estatua del prócer de la independencia sudamericana Simón Bolívar en Washington.

“¡ESTOY LIBRE!”, dijo el excomisario del cuerpo nacional de detectives mediante su cuenta de Twitter, que permanecía inactiva desde el 18 de septiembre de 2014, justo dos días antes que un tribunal local le otorgó la medida de arresto domiciliario por complicaciones de una serie de patologías.

La medida, que fue otorgada luego de nueve años de prisión, contemplaba la prohibición de utilizar las redes sociales y ofrecer declaraciones a los medios.

En uno de los dos tuits publicados el lunes, que incluyó dos fotografías, se ve al exjefe policial parado al lado de la estatua ecuestre de Bolívar que fue donada por Venezuela en 1958 y que está ubicada en las inmediaciones de la sede de la Organización de Estados Americanos (OEA) en Washington.

El también exsecretario de seguridad de la alcaldía metropolitana de Caracas fue condenado en 2009 junto con otros dos jefes policiales a 30 años de cárcel por la muerte de manifestantes ocurridas durante el fallido golpe de estado en abril de 2002 contra el entonces presidente Hugo Chávez, fallecido en marzo del 2013 de cáncer.

El 16 de mayo, el líder opositor Juan Guaidó anunció que Simonovis, descrito por activistas de los derechos humanos como uno de los más antiguos presos políticos, se encontraba “en justa libertad”.

Guaidó, que como jefe de la Asamblea Nacional se declaró presidente interino y que es reconocido por más de 50 países, comentó que miembros de las fuerzas de seguridad le dieron la espalda a Maduro y ayudaron al excomisario a abandonar su casa localizada en un sector solitario de la barriada de clase media de Alta Florida, al norte de Caracas. Desde entonces se desconocía su paradero. Desde el 2014 tenía apostamiento policial del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN), la policía política.