Economía

Tribunal estadounidense decidirá quién controla la refinadora Citgo

Un tribunal de Estados Unidos decidirá cuál de los dos directorios, el designado por el presidente venezolano, Nicolás Maduro, o el respaldado por el líder opositor Juan Guaidó, debe estar a cargo de la octava mayor empresa de refinación del país, Citgo Petroleum Corp.

La demanda, presentada el martes por el gobierno de Maduro ante una corte de Delaware, busca recuperar el control de Citgo y otras subsidiarias estadounidenses de Pdvsa, la compañía petrolera estatal venezolana.

Citgo, el activo más importante de Venezuela en el exterior, ha sido blanco de las medidas aplicadas por el gobierno del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para presionar para que Maduro deje el poder.

Venezuela busca con la demanda que el tribunal reconozca la legitimidad de la junta directiva de cinco miembros que fue designada por Maduro, una medida que le daría al líder socialista el control sobre los casi 30.000 millones de dólares en ingresos anuales de la firma de refinación.

Guaidó, jefe del Congreso controlado por la oposición, se proclamó presidente interino a finales de enero, tras calificar de fraudulenta la reelección de Maduro en mayo del año pasado. El opositor acusa a Maduro de usurpador.

En febrero, el parlamento liderado por Guaidó nombró una junta directiva de Pdvsa con poder para nombrar a los nuevos directores para las filiales en Estados Unidos como PDV Holding, Citgo Holding y Citgo Petroleum.

Pero Maduro conserva el apoyo de los militares y aún controla Pdvsa y las funciones gubernamentales del país sudamericano.

Como presidente, Maduro tiene plena autoridad bajo los estatutos de Pdvsa para nombrar a sus juntas directivas, según la demanda. En el texto, se agrega que la junta nombrada por Guaidó ya había sido anulada por el Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela, que sigue siendo leal a Maduro.

Tras ser designada por el parlamento, Luisa Palacios asumió el cargo de presidenta de Citgo y ha estado dirigiendo la compañía, que busca un nuevo presidente ejecutivo.

El antiguo presidente de la firma de refinación designado por Maduro, Asdrúbal Chávez, perdió el control de Citgo y sus miembros fueron destituidos.

“Pdvsa y las subsidiarias de su propiedad están experimentando una crisis de liderazgo debido a que varias partes afirman que tienen autoridad para nombrar a la junta directiva”, se lee en la queja.

La medida judicial contra el grupo liderado por Palacios busca “determinar la composición adecuada” de la directiva de Citgo, así como de otras filiales.

La empresa de refinación dijo en un comunicado que “confía en que los tribunales estadounidenses” reconocerán a Guaidó, así como lo ha hecho Washington, como el representante legítimo de Venezuela con autoridad para nombrar directores.

“Esta querella es un esfuerzo frívolo en un intento de usar los tribunales para litigar sobre las decisiones de política exterior del presidente de Estados Unidos”, agregó Citgo.

Pdvsa no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

Washington impuso sanciones a Venezuela y a Pdvsa en enero, en un intento de frenar las exportaciones de petróleo y aumentar la presión sobre Maduro para que abandone el poder. Desde la vigencia de las sanciones, los envíos venezolanos han bajado cerca de un 40%.