Internacionales

Aumenta número de personas en situación de calle en Argentina

 AVN.- El segundo Censo Popular de Personas en Situación de Calle 2019, arrojó que más de 7 mil 251 personas viven en situación de calle en Buenos Aires, número que rebasa por mucho los 1.146 que contabilizó a finales de abril la Dirección General de Estadística y Censos de la ciudad, según reseña HispanTV.

Horacio Corti, defensor general de la ciudad de Buenos Aires informó de la cifra durante una rueda de prensa en la sede de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE).

Las autoridades han admitido que el aumento de la pobreza y la indigencia se ha elevado un 35 %. Incluso reconocen que en la actualidad hay más mujeres, niños y niñas viviendo en tal situación, así como personas con profesiones y oficios que perdieron su trabajo recientemente.

El censo constató que el 73% de los habitantes que se encuentran en situación de calle, unas 5 mil 270 personas, viven en la intemperie.

Entre ese colectivo de ciudadanos, hay 860 niños y 40 mujeres embarazadas. El 52% de los consultados (1.600) afirmó que era la primera vez que dormía en la calle.

Corti señaló que tal hecho, en primer lugar muestra que las personas en situación de calle no son una prioridad para el gobierno de Mauricio Macri, “lo que convierte esta situación en un problema estructural”. 

“Las respuestas de la alcaldía que dirige Horacio Rodríguez Larreta”, del mismo partido político que el presidente de argentino, “son pocas e insuficientes, y además no alcanzan a toda la población”, afirmó el defensor general de Buenos Aires.

Los últimos meses los argentinos han salido a las calles en protesta por el mal manejo de la economía por parte del presidente Macri, que enfrenta múltiples críticas por aplicar medidas liberales, entre ellas endeudar el país con préstamos al Fondo Monetario Internacional (FMI).

Macri es considerado uno de los Jefes de Estado más impopulares de la historia argentina, debido a una crisis económica caracterizada por una gran recesión, el aumento acelerado del desempleo, altos niveles de pobreza y una inflación galopante en los últimos doce meses de su mandato.