Economía

Anclaje del salario al Petro viola Derechos humanos de universitarios

(Marlene Castellanos).- El vicerrector administrativo de la Universidad de Carabobo, José Ángel Ferreira, aseguró  que el anclaje del salario mínimo al Petro, representa una violación extrema de los derechos laborales y humanos de los trabajadores de la casa de estudios superiores.

Ferreira indicó que si bien eran incompletas, el personal  tenía unas tablas mejores que lo que tiene en la actualidad.

El Vicerrector quien participó en el foro sobre Derechos Humanos “Visión de la Comunidad Universitaria” organizado por Red Une y la Asociación Civil Mujer y Ciudadanía celebrado en el auditorio de la Facultad de Ciencias de la Educación de la UC, explicó que el 1° de septiembre de 2018, cuando  comenzó a regir este nuevo esquema de cálculo del salario mínimo, inició la violación de  la convención colectiva única, dado que según este instrumento legal, dichas tablas deben ser fijadas de común acuerdo con los trabajadores y respetadas.

“Antes de esa medida del Ejecutivo, un profesor titular ganaba 12 salarios mínimos. Al producirse el ajuste en la escala con base al salario mínimo anclado en el Petro, esto no se respetó, y un educador  titular quedó devengando tres salarios mínimos.

De acuerdo a nota de prensa,  Ferreira, destacó esto afectó toda la tabla salarial y trajo como consecuencia su pulverización, el empobrecimiento de la clase universitaria y una gran diáspora, que si bien seguía un ritmo creciente, alcanzó un pico muy alto cuando los universitarios vieron que pasaron a ganar menos de $10 mensuales”.

Pese a los tímidos intentos por corregirla, esta situación se ha mantenido con consecuencias muy graves para la institución universitaria. “Se ha producido gran cantidad de renuncias de obreros, empleados y docentes; la comunidad se ha sentido extremadamente maltratada y ha tenido necesidad de establecer estrategias, porque muchas veces el costo de trabajar es más alto que el beneficio que se logra con ello”.

“Tratándose de un gobierno expresa valores socialistas, esta medida resulta una afrenta hacia el trabajo decente y hacia la calidad de la universidad venezolana. Esta situación debe ser corregida con urgencia”.

Ferreira hizo un llamado al Ejecutivo para que se ajusten las tablas salariales antes de que se produzca otro aumento de salario mínimo. “Cada vez que hay un ajuste con este esquema, se recalca la injusticia de una situación que jamás debió existir”.