Nacionales

Orden ejecutiva de Trump contra Venezuela busca financiar a Guaidó para planes golpistas

 AVN.- La orden ejecutiva firmada el pasado 5 de agosto por el presidente de Estados Unidos (EEUU), Donald Trump, contra Venezuela con el propósito de bloquear todos los bienes y activos del país suramericano que están bajo la jurisdicción estadounidense, busca financiar a la oposición mediante una licencia emitida por el Departamento del Tesoro la cual permite acceder a 120 millones de dólares que ofreció Ivanka Trump a Juan Guaidó.

El ofrecimiento de la hija del mandatario norteamericano, se hizo el pasado 5 de septiembre en una reunión efectuada en Cúcuta, Colombia con la intención de oxigenar los planes golpistas y abrir canales para que la dirigencia opositora pueda seguir concretando negocios con los dólares que incertan en la dinámica económica del país, y así derrocar al presidente de la República, Nicolás Maduro, señala una investigación realizada por el blog La Tabla.

“No es nada extraño en las tácticas de guerra de estos señores. Porque además, ¿quiénes son los enemigos internos nuestros? La oposición, y ellos (EEUU) están financiando a la oposición. Es lógico que hagan esas excepciones, como es lógico que hagan excepciones con las grandes petroleras que están aquí en el país trabajando”, indicó María Alejandra Díaz, presidenta de la comisión de Derechos Humanos de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC).

Desde la perspectiva del consultor y analista internacional, Sergio Rodríguez, esta licencia que facilita la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFA) responde a las exigencias hechas por algunos empresarios que tienen nexos con la dirigencia opositora al exponer la crisis que el bloqueo genera en sus negocios.

Esta idea, queda expuesta tras el paso de representantes de la Cámara Venezolano Americana de Comercio e Industria donde convergen empresas nacionales y multinacionales (VenAmCham) por Washington.

Además, Rodríguez precisó que este método de licencias también fue concedido por Trump a empresas petroleras como Chevrón que pueden seguir operando en Venezuela, evidenciando que las contratistas estadounidenses que hicieron negocios con el Estado venezolano puedan reclamar pagos por concepto de “cuentas por pagar” fomentando la fuga de capitales en la nación.

Otro de los escenarios que presenta el analista citado por La Tabla, es la posibilidad de utilizar estas medidas como un mensaje electoral por parte de Trump al voto duro que se encuentra en estados como Texas, Nueva York y California, producto de la mala racha que arrastra el mandatario norteamericano en aceptación del electorado.