Carabobo

Maleza cubre lápidas del cementerio de Tocuyito / FOTOS

 (Marlene Castellanos).-  Los familiares de los difuntos que se encuentran en el cementerio municipal  de Tocuyito, no consiguen  las lápidas debido a   que la maleza cubre   todo el lugar.

Este camposanto carece de mantenimiento continúo, así lo manifestaron  algunos de los visitantes  que se quejaron  porque el monte  lesimpide realizar el  acostumbrado ritual, por temor a ser picados por animales rastreros que hacen vida en medio del abandono, y  la inseguridad que acarrea estar en el camposanto.

De acuerdo con la información recabada en el lugar a través de los familiares y moradores,  el único mes que la alcaldía del municipio Libertador procede a limpiar el lugar, es para la fecha de la celebración de día de la madre, el resto del año, son los mismos deudos, los que se ven obligados a cargar con un charapo para limpiar el terreno donde reposan los restos de sus seres queridos.

Minerva de Herrera, acompañada de sus dos hijas adolescentes intentaba ubicar el lugar donde enterraron a su marido, al cabo de unos minutos, encontraron la cruz y la lápida que indica que allí reposan los restos de Néstor  Alberto Herrera, pero lamentablemente la maleza de hasta dos metros de alto arropaba la tumba.

La mujer llevaba puesta una toalla en el cuello, una gorra sobre su cabeza para protegerse del inclemente sol, y en la mano un machete, mientras que sus hijas tenían un envase con agua para beber y poder menguar el cansancio que le produce cortar el monte que mantiene tapada la tumba de su esposo.

La ciudadana no ocultó la indignación de ver el camposanto lleno de monte, desde cualquier rincón donde se mire. Aseguró que la maleza crece rápidamente  impidiendo observar si hay otras personas en el lugar.

Ante la situación, responsabiliza a la alcaldía del municipio Libertador, específicamente, al Instituto Autónomo de Gestión y Saneamiento Ambiental (Iagesam), por mantener abandonado uno de los lugares que más ingresos económicos le produce al ayuntamiento municipal, puesto que los familiares de los fallecidos tienen que cancelar altas sumas para poder sepultar a su deudo.

Jairo Arteaga, fue otra de las personas que rechazó el abandono en que se encuentra el cementerio, agregó que nadie se encarga semanalmente de la limpieza, y lo peor, es que muchas tumbas están abandonadas, lápidas destrozadas, cruces partidas, y monte por donde quiera, lo que causa dolor para quienes tienen parientes sepultados en esos espacios, y no los puedan visitar con frecuencia por el desidia del lugar.

Nora Margarita Berastegui, iba junto a sus familiares a sepultar un pariente,  vio con asombro que el lugar preparado para darle el último adiós, se encontraba repleto de monte y más monte, algunos integrantes de la familia y allegados se vieron obligados a caminar entre la maleza, troncos, y basura para llegar a la parte posterior del cementerio y llevar a cabo la sepultura.

La señora Berastegui señaló que entre las cosas insólitas que observó en el momento más duro para los familiares, fue que los sepultureros junto al cuidador del cementerio exigieron cancelar más de 500 mil bolívares en efectivo, alegando que ese dinero lo utilizan para comprar los tabelones, cemento y arena  que se colocan para poder sepultar al difunto.

La inseguridad es otra de los problemas que deben afrontar los visitantes al campo santo, no existe vigilancia interna y mucho menos patrullaje policial por la zona en caso de alguna contingencia.

Finalmente, los familiares coincidieron en señalar la necesidad de la alcaldía de Tocuyito en realizar constantes operativos de limpieza, y no en ciertas temporadas, para dar sensación de que están trabajando, cuando la realidad es otra.