Carabobo

En vigencia nuevas tablas salariales para trabajadores universitarios

El vicerrector administrativo de la Universidad de Carabobo, José Ángel Ferreira, anunció que en vista del anuncio oficial del nuevo monto de salario mínimo publicado en la Gaceta Oficial N° 6484 de fecha 11/10/2019, automáticamente se conoce cómo afecta al salario de los universitarios, gracias a la metodología aprobada el pasado mes de agosto.

Ferreira explicó que, según los porcentajes definidos por el Ejecutivo en la tabla salarial, el trabajador del nivel más básico (grado 1), pasa a ganar el salario mínimo indicado en el decreto presidencial. El siguiente nivel, el obrero 102 ganará el salario mínimo más 9% adicional, lo que es igual a Bs. 163.500. Este mismo porcentaje de incremento se repite en cada una de las escalas de personal obrero. 

En cuanto al personal administrativo, el porcentaje interescala del empleado hasta el nivel 12 es de 4% con lo cual pasa a percibir un aumento de 328.950,21.

Por su parte, el profesor a a dedicación exclusiva pasa a ganar Bs. 575.351,52 como salario base, con un incremento interescala de 14% para un grado, y el resto es de 16%.

Dijo la autoridad ucista que estos cálculos se producen en forma automática como resultado del aumento del salario mínimo anunciado oficialmente, tanto para el personal universitario como para todos los trabajadores de la Administración Pública.

“Nuevamente –afirmó-, quiero expresar que la metodología de las tablas es saludable porque nos permite hacer el cálculo inmediato. Pero estas tablas salariales nacieron con el defecto de que no se respetó lo que estaba vigente hasta el 18 de agosto de 2018. Para ese entonces, la tabla tenía como punto de partida para el obrero grado 1 con 4,5 salarios mínimos –lo que hoy sería Bs. 675.000– y  ahora arranca desde un salario mínimo que es igual a Bs. 150.000”.

El vicerrector administrativo agregó que si se hubieran respetado los niveles salariales que los universitarios tenían antes de la reconversión monetaria, el empleado administrativo medio (nivel 12) estaría ganando hoy Bs. 1.009.500, y un profesor titular a dedicación exclusiva ganaría Bs. 1.915.462, lo que equivaldría a cuatro salarios mínimo más 12,77%. “El impacto es aún mayor cuando se toma en cuenta la prima por antigüedad, la cual tiene efectos significativos en el sueldo, dependiendo de los años de trabajo del universitario”.

“Esta diferencia se magnifica al considerar su efecto salarial, ya que los trabajadores universitarios recibimos un salario integral, lo cual afecta los bonos de vacaciones y de fin de año, que representan 18 meses de salario al año”.

Urge rescatar las tablas salariales

Para Ferreira, el personal universitario está siendo extremadamente perjudicado con esta metodología de que sus salarios partan desde un salario mínimo. “Reiteradamente hemos denunciado esta situación ante el Ejecutivo, e incluso hemos presentado ante la Organización Internacional del Trabajo la queja correspondiente, y permanentemente mantenemos la discusión acerca de que estos son los montos que nos pagan, pero generando una deuda moral y legal con los trabajadores universitarios porque fueron despojados de una reivindicación salarial que habían ganado como producto de muchos años de luchas gremiales, lo cual, en virtud de la progresividad constitucional de los derechos, esto nunca debió haber ocurrido”.

Este hipotético aumento que no se pagó, además de no estar al ritmo de la inflación actual y pese a estar sumamente desfasado con respecto al costo de la cesta básica, sería mucho más razonable del salario que nos están asignando en la actualidad, en opinión del vicerrector administrativo de la UC.

Hizo un llamado para que en la IV Convención Colectiva se rescaten las tablas salariales del 18 de agosto de 2018, y a partir de ellas se abra la discusión para las condiciones laborales que estarán vigentes entre los años 2019 y 2021. “Con ello se abonaría en parte para tratar de frenar la diáspora universitaria, sin abandonar la lucha por la restitución de nuestro sistema de salud, el cual también está por el suelo”.    

Finalmente, destacó el vicerrector que si bien el Ejecutivo envió el instructivo correspondiente, dado lo avanzado del mes de octubre se estima que los recursos deben llegar para la nómina del mes de noviembre a la cual se le harán los ajustes correspondientes. Advirtió que aún están a la espera de la nómina bruta completa del mes de septiembre, la cual aún no ha sido recibida en la institución por razones no informadas por el Ministerio de Educación Universitaria.