Internacionales

Trípoli acusa a Hifter de incumplir la tregua en Libia

(AP) — El gobierno libio respaldado por Naciones Unidas acusó el domingo a sus rivales de incumplir un cese el fuego minutos después de su supuesto inicio.

La tregua, propuesta por Rusia y Turquía, debía suponer el primer receso en los combates en el país en meses, y el primero negociado por actores internacionales.

Horas después de que ambas partes declarasen que acatarían el acuerdo, el gobierno con sede en Trípoli emitió un comunicado acusando a las fuerzas del exgeneral Khalifa Hifter de incumplir el cese el fuego en la capital apenas unos minutos después de su inicio. El gobierno indicó que respondería “con dureza y violencia” si volvía a ocurrir.

Libia está gobernada por autoridades rivales, una con sede en el este y la otra en Trípoli, en el oeste. Ambas tienen el respaldo de distintas milicias, y cada una tenía diferentes condiciones para detener los combates.

Fayez Sarraj, primer ministro del gobierno en Trípoli, había exigido que las fuerzas de Hifter se retirasen de las afueras de la capital y detuvieran sus ataques a la ciudad. Hifter y sus aliados, por su parte, pidieron la disolución de las milicias que luchaban por Sarraj.

El general de brigada Khaled al-Mahjoub, encargado de movilizar las fuerzas de Hifter, descartó cualquier retiradas de las zonas capturadas hace poco por sus tropas.

“La retirada no está sobre la mesa”, dijo Mahjoub a The Associated Press. Los combatientes del grupo permanecerían en guardia en sus posiciones y responderían “con fuerza” a cualquier violación, señaló.

Las autodenominadas Fuerzas Armadas Árabes Libias que lidera Hifter lanzaron una ofensiva sobre la capital en abril que desencadenó esfuerzos internacionales por contener la crisis en el país norteafricano.

En las últimas semanas han hecho avances significativos. Esta semana tomaron la estratégica ciudad costera de Sirte, donde nació el dictador libio Moamar Gadafi.

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, y su homólogo ruso, Vladimir Putin, publicaron esta semana un comunicado conjunto tras reunirse en Estambul para pedir una tregua a partir del 12 de enero. No especificaron cuáles serían las condiciones.

Las fuerzas de Hifter habían evitado apoyar la tregua en los últimos días hasta su anuncio a última hora del sábado. Mahjoub declinó aclarar a qué se debía el cambio de postura.

“Es demasiado pronto para revelar qué acuerdo se alcanzó”, dijo.

Un organismo de iniciativas de paz de Naciones Unidas celebró el proyecto de cese el fuego. La Misión de Apoyo de Naciones Unidas en Libia indicó en un comunicado que confiaba en que todas las partes demostraran una “adherencia completa” al acuerdo de detener la violencia. La ONU y las potencias europeas, así como los aliados de Libia en la región, han pedido una cumbre de paz en Berlín este año a la que asistirían los líderes de los gobiernos rivales.

La propuesta de tregua llegaba al borde de una gran escalada de la violencia en Libia, tras la intervención de aliados extranjeros de ambas partes en el conflicto en el país petrolero.

El gobierno en el este del país, respaldado por las fuerzas de Hifter, tiene apoyo de Emiratos Árabes Unidos y Egipto, además de Francia y Rusia. El occidental recibe ayuda de Turquía, Qatar e Italia.

Los combates amenazaban con sumir a Libia en un caos similar al conflicto de 2011 en el que Gadafi fue derrocado y asesinado.