6 trucos infalibles para un sexo anal placentero

SHARE
, / 128 0
6 trucos infalibles para un sexo anal placentero

Hoy te presentamos 6 trucos infalibles para un sexo anal placentero. Toma nota y disfruta del sexo sin tabú

6 trucos infalibles para un sexo anal placentero

¿Qué hacer?

Usa un montón de lubricante. ¡Pero no cualquiera!

Contrario a la vagina, el ano no produce su propio lubricante cuando la persona se excita. Así que se recomienda un montón de lubricante para prevenir desgarres y dolor en la zona anal.Pero no cualquier lubricante. Trata de que sea a base de silicón. Los de base de aceite pueden deshacer los condones, mientras que los de base de agua pueden aumentar el riesgo de contraer ETS durante el sexo anal.

Y por favor aléjate de cremas y lubricantes desensibilizantes. Algunos se sienten tentados a usar esas cosas para evitar el dolor, sin darse cuenta de que enmascarar el dolor puede causar heridas importantes.

¡Relájate!

En vez de usar cremas adormecedoras, es muchísimo mejor que el receptor esté súper relajado antes de que el pene entre al ano. Mientras más relajado, mejor, pues la tensión puede aumentar el dolor. Para la mujer puede ser de ayuda estimular el clítoris, incluso hasta el orgasmo, antes y mientras tratan de empezar con el sexo anal.Y, por supuesto, es muy importante ser extra delicado e ir lento. Para las parejas nuevas en el sexo anal puede funcionar bien una posición donde quien recibe, controla la profundidad y velocidad de la penetración, por ejemplo si se sitúa arriba.

Usa condones

Algunas personas pueden estar tentadas a saltarse el condón, pues el sexo anal en sí no provoca embarazo embarazo . Pero aún así, existe una mínima posibilidad de que el esperma gotee desde el ano y logre entrar a lavagina , así que es mejor estar protegidos.Y hay mayor riesgo de contraer ETS durante el sexo anal en comparación con el vaginal. Porque la piel es más susceptible de desgarro, y eso significa más puntos de entrada para virus y bacterias.

Y claro, el sexo anal puede ser un poco sucio, y usar condón puede hacerlo sentir un poco más limpio. ¡Pero recuerda siempre utilizar un condón nuevo cuando cambies entre el ano, la vagina o la boca!

¿Qué no hacer?

¡Forzarlo!

Puede llevar un tiempo habituarse al sexo anal. Tú y tu pareja pueden estar de acuerdo con la idea, pero tal vez no para empezarlo ya. Y está bien, así que no deberían forzarlo.Comiencen por introducir un juego anal en su rutina sexual. O dense un baño juntos y traten de deslizar un dedo dentro del ano. El hombre también puede disfrutarlo, pues con un dedo dentro del ano se puede estimular la próstata , que es un punto de placer orgásmico.

Tómatelo con calma, tanto el acto, como el tiempo hasta llegar a hacerlo. ¡Forzándolo sólo lograras estar más incómodo la siguiente vez!

Maltratar tus intestinos

Algunos piensa que se debe lavar o vaciar vigorosamente el colon antes de tener sexo anal, por ejemplo, con un enema. Eso es falso y es innecesario. Si sientes la necesidad de evacuar, desde luego que está bien una visita al wc antes de ponerse manos a la obra.

También, abstente de limpiadores potentes o de tratar de meterte jabón en el ano. Eso puede dañar la salud de tu ano.

Dicho esto, claro que está bien limpiar con delicadeza el área anal antes y después de tener sexo anal.

Hacerlo durante el embarazo

O hazlo solo si realmente sabes lo que haces. Primero, porque puede ser más doloroso de lo habitual. La mujer tiene mayor tendencia a padecer de hemorroides en el embarazo, lo cual puede volver muy doloroso el sexo anal.

La segunda razón está directamente relacionada con otro “qué no hacer”: nunca pasar del ano a la vagina sin desechar ese condón, y de preferencia, lavar el pene . Así, evitas llevar bacterias del ano que podrían ser dañinas para la vagina, causando problemas como infecciones e irritación. Y cuando estás embarazada, debes ser extra cuidadosa, ¡evitando infecciones innecesarias!

Leave A Reply

Your email address will not be published.