6 usos de la cáscara de patilla que no conocías

SHARE
, / 82 0
6 usos de la cáscara de patilla que no conocías

La mayoría de las ocasiones desaprovechamos uno de sus componentes: la cáscara de patilla. Esta suele terminar en la basura, a pesar de sus impresionantes beneficios.

La sandía es una fuente de propiedades inimaginable. Con un gran valor diurético, es perfecta para mantenerte hidratada y eliminar toxinas al mismo tiempo.

Sin embargo, la mayoría de las ocasiones desaprovechamos uno de sus componentes: la cáscara de sandía. Esta suele terminar en la basura, a pesar de sus impresionantes beneficios.

¿Quieres conocerlos?

Beneficios y usos de la cáscara de patilla

Como decíamos, sus propiedades son muy numerosas. Te explicaremos aquí las más llamativas:

1. Retrasa el envejecimiento

La aparición de arrugas y el deterioro del organismo se produce por los radicales libres. Las mejores armas para luchar contra ellos son la vitamina A y C y el licopeno.

Todos ellos están presentes en la cáscara de sandía. Por tanto, funciona también como antioxidante.

Para conseguir este efecto tienes dos opciones: la aplicación directa sobre la piel o la ingesta de la misma. Si bien las dos son eficaces, la segunda es más potente.

Puedes incluir la parte blanca en un licuado o un jugo de fruta.

2. Limpiador ideal para la cara

Estamos hablando de un alimento astringente, por lo que es ideal para limpiar la piel. Acabará con todas las impurezas de tu cutis sin necesidad de recurrir a productos de parafarmacia.

Así, ahorrarás dinero e invertirás en salud. Además, evitarás los temidos efectos secundarios que algunos de esos químicos causan a largo plazo.

Lo más sencillo será masajear tu rostro con la cáscara de sandía. No obstante, también puedes añadirle miel. Esta tiene propiedades antibióticas y antiinflamatorias que siempre vienen bien para la piel tan delicada de esta zona del cuerpo.

3. Mejora la circulación

En su composición destaca la citrulina, que favorece unos niveles óptimos de arginina.

Gracias a ella, las arterias se mantienen en plena forma y conservan su elasticidad, lo que significa que pueden transportar la sangre de manera correcta.

En este sentido, te recomendamos usar la cáscara de sandía para prevenir los accidentes cardiovasculares. Solo tienes que probar un delicioso jugo con esta fruta como protagonista.

4. La cáscara de sandía ayuda a conciliar el sueño

Para dormir, necesitas que tu cerebro tenga estables los niveles de serotonina. Sin embargo, el estrés y la vida acelerada que llevamos impide que se genere en la cantidad que debiera producirse.

La cáscara de sandía es rica en hidratos de carbono polisacáridos, que ayuda a la liberación de dicha sustancia.

Además, mejora la calidad del sueño, por lo que dormirás más horas seguidas. El descanso estará asegurado.

5. Aporta energía

Este alimento es tan completo que ayuda a dormir y a afrontar el día con energía al mismo tiempo. Se debe a la vitamina B6, imprescindible para sintetizar el magnesio y la dopamina. Ambos son ideales para comenzar el día con energía.

Teniendo en cuenta esto, te aconsejamos que incorpores la cáscara de sandía en tus desayunos con frecuencia.

6. Reduce la grasa

La arginina favorece el funcionamiento de determinados procesos que impiden la formación de grasa. Por otra parte, sus propiedades diuréticas estimularán la eliminación de la misma.

Esto la convierte en el complemento ideal si quieres mantener una figura imponente.

Receta para aprovechar los beneficios de la cáscara de sandía

1. Jugo de sandía

Ingredientes
Al menos, dos rodajas de sandía.
Unas hojitas de menta

Elaboración

Corta dos rodajas de sandía y añádelas al vaso de la licuadora.
Procesa hasta conseguir una mezcla homogénea.
Si prefieres una textura más líquida, cuela el licuado. No obstante, será más nutritivo, si no lo haces.
Pon unas hojas de menta para añadir frescor a la bebida.
Si quieres favorecer la pérdida de peso, añade hielo picado.
Con esto, tendrás un refresco natural que potenciará tu cuerpo

2. Ensalada de sandía

Combina trozos de sandía con la parte blanca y cebolla
Sazónalo con pimienta negra
Es posible que la mezcla te parezca extraña, pero te sugerimos que la pruebes y nos cuentes después. ¿Te animas?

3. Sopa fría

Hay muchas posibilidades, pero una de las más sabrosas, refrescantes y ventajosa es la de kiwi, melón y sandía.

Basta con batirlos juntos hasta obtener la consistencia deseada.

Como sabes, no es posible comprar sandía durante todo el año. Sin embargo, puedes congelarla durante el verano para hacer acopio para el invierno, ya que los alimentos congelados no pierden sus propiedades.

¿Pruebas alguno de sus usos y nos dices? ¿Conoces otros? Cuéntanosl

Leave A Reply

Your email address will not be published.