Sin categoría

Victoria por dos décimas del FMLN en El Salvador

 

 

La victoria mínima de  El Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) izquierdista en las elecciones presidenciales ha caldeado El Salvador. La antigua guerrilla convertida en partido político, el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional, en el gobierno desde 2009, ganó este domingo por dos décimas (50,1 contra 49,9) y el principal partido de oposición, el derechista Arena, reaccionó furibundo por la noche denunciando un fraude , su candidato, Norman Quijano, usó un lenguaje agresivo que resultó turbador para un país que hace tan solo dos décadas salió de una guerra civil. “Nos quieren arrebatar esta victoria”, dijo. “Y estamos decididos a defenderla; vamos a luchar si es preciso con nuestra vida pero la democracia la vamos a hacer valer”.

La primera vuelta de las elecciones, el 2 de febrero, a la que acudieron cinco partidos, parecía indicar eso: el Frente logró el 49% de los votos, un 11% más que Arena, y se quedó a un paso de la mayoría suficiente para ganar la presidencia. Para esta segunda vuelta del 9 de marzo, exclusiva entre el FMLN y Arena, los sondeos ratificaban la tendencia y preveían que la izquierda tendría al menos un 10% más de votos que la derecha. Los resultados del domingo, sin embargo, desmontaron los augurios de las encuestas y reflejaron una realidad política mucho más competida de lo que cabía suponer.

El lunes, el Tribunal Electoral dio una rueda de prensa en la que confirmó la exigua ventaja (6.634 votos) del Frente sobre Arena, reivindicó la transparencia del conteo e informó de que no proclamará oficialmente al ganador hasta finalizar el escrutinio definitivo que empieza este martes y terminará, como muy tarde, el jueves. La misión de observación de la Organización de Estados Americanos (OEA) también compareció y afirmó que el proceso electoral ha sido legítimo.

Quijano, de 67 años, agitó una amenaza que la derecha usó durante toda la campaña: que el Frente importe a El Salvador el modelo chavista de gobierno, que Arena califica de “dictadura”. El candidato de la Alianza Republicana Nacionalista acusó al Tribunal Electoral de estar “vendido” a Caracas e hizo una defensa destemplada de la soberanía de su país: “No vamos a permitir fraudes como en Venezuela. Aquí estamos en El Salvador”.

El candidato del FMLN, el excomandante guerrillero Salvador Sánchez Cerén, de 69 años, dio una rueda de prensa a continuación: se presentó como el nuevo presidente de El Salvador e hizo un llamamiento a Arena para trabajar juntos en definir una agenda de prioridades nacionales.

La derecha,  ya ha rebajado su tono belicoso. Si bien Quijano aún no había vuelto a hablar, otros mandos del partido reiteraron que ha habido “irregularidades” pero se limitaron a decir que esperarán al escrutinio final.

El Pais

Powered by WPeMatico