Nacionales

Venezuela señala a EEUU de interferir en asuntos internos

(AP) — El gobierno venezolano rechazó las afirmaciones que realizó un vocero del Departamento de Estado que manifestó preocupación por las inhabilitaciones de opositores, y pidió a Estados Unidos no interferir en los asuntos internos de Venezuela, pronunciamiento que se da en medio de un proceso de acercamiento de ambos gobiernos.

"Venezuela reitera a los Estados Unidos de América que la construcción de relaciones amistosas y transparentes entre ambos países requiere, como condición indispensable, abandonar las prácticas injerencistas y propender al mantenimiento de un clima apegado al Derecho Internacional", señala un comunicado de la Cancillería en el que manifiesta la disposición del gobierno venezolano a seguir con las conversaciones con Washington para regularizar las relaciones.

El viceministro para América del Norte de la Cancillería venezolana, Alejandro Fleming, consideró como "injerencistas" los comentarios que realizó la víspera el vocero adjunto del Departamento de Estado, Mark Toner, que indicó que Estados Unidos estaba preocupado por las inhabilitaciones de opositores que eran candidatos para las elecciones parlamentarias.

Entre julio y este mes la Contraloría General de Venezuela ha inhabilitado a seis opositores que eran candidatos para los comicios legislativos del 6 de diciembre. El diputado opositor Abelardo Díaz confirmó este miércoles que fue inhabilitado para competir en las parlamentarias.

Estados Unidos y Venezuela iniciaron en abril un proceso de acercamiento con la visita a Caracas del alto diplomático estadounidense Thomas Shannon que ha sostenido en los últimos meses algunos encuentros con las autoridades venezolanas.

Las relaciones entre ambos países entraron en crisis en marzo luego de que el presidente Barack Obama declaró a Venezuela una amenaza extraordinaria para la seguridad nacional y decidió congelar los bienes de siete funcionarios venezolanos señalados por supuestas violaciones a los derechos humanos y corrupción.

En los últimos meses las tensiones entre los dos gobiernos se disiparon, especialmente luego del breve encuentro privado que tuvieron los presidentes Nicolás Maduro y Obama durante la Cumbre de las Américas en Panamá, y la aclaración que hizo Washington en la que descartó que Venezuela sea una amenaza para su seguridad.

A pesar de las fricciones, y estar sin embajador desde 2010, ambos países mantienen un intenso intercambio comercial.