Economía

“El BCV debe atender con urgencia la falta de efectivo”

El presidente de la Comisión de Finanzas y Desarrollo Económico de la Asamblea Nacional, José Guerra, alertó sobre el déficit de billetes equivalente a 2.750 millones de piezas, que dificulta las transacciones económicas, especialmente en los sectores que no cuentan con medios de pago como tarjetas de crédito, débito o teléfonos inteligentes para realizar transferencias.

Guerra señaló que esta falta de efectivo se debe a la inflación que ha provocado una pérdida importante del poder adquisitivo de los billetes nuevos. “Efectivamente con una inflación acumulada de 249 por ciento hasta julio de 2017, la desvaloración de los billetes alcanza 71 %, con lo cual un billete de 20 mil bolívares emitido en enero, en julio de 2017 tenía un valor equivalente a 5.700 bolívares”.

Detalló que la incorporación de los nuevos billetes ha sido totalmente insuficiente para cubrir los requerimientos de la economía, a pesar de la recesión que ésta enfrenta y que obviamente demanda menos dinero. “Desde el punto de vista de la cantidad real de billetes incorporados a la circulación, se aprecia que no ha sido sostenido el ritmo al cual el Banco Central de Venezuela agrega nuevos billetes al sistema monetario, lo que ha provocado que la proporción de efectivo respecto a la liquidez total de la economía se mantenga en niveles considerablemente bajos”.

El parlamentario planteó un conjunto de propuestas, para resolver de manera inmediata el problema de la falta de efectivo entre las que se cuentan:

1. Aplicar un plan de estabilización económica que combata las causas de la inflación. De otro modo, el cono monetario perderá vigencia continuamente. Sin acciones de fondo para derrotar la inflación el alza de precios seguirá debilitando la moneda y en consecuencia los salarios, pensiones, jubilaciones y otros ingresos. La columna vertebral hoy, de un programa para bajar la inflación, reside en evitar el financiamiento con emisión de dinero del déficit fiscal del sector público y con ello la depreciación del bolívar.

2. Incrementar perentoriamente la oferta de billetes de todas las denominaciones al sistema bancario nacional por parte del BCV, para de esta manera mitigar la falta de efectivo, que lejos de aliviarse se está agudizando notablemente.

3. Actualizar de nuevo el cono monetario para que a finales de 2017 se cuente con nuevas especies monetarias siendo la de mayor denominación la de 100 mil bolívares, lo que permitiría al BCV ahorros importantes en las importaciones de billetes al tiempo que facilitará las transacciones de la economía. No se puede volver a cometer el error de dejar desvalorizar durante mucho tiempo el cono monetario porque luego su sustitución resulta traumática, costosa y tardía. El BCV debe comenzar a trabajar de manera inmediata en el diseño de los billetes y proceder a contratar la fabricación de éstos.

4. Coordinar con el sistema bancario mejoras en la plataforma tecnológica y de transacciones para que se incentive el uso de los medios de pagos electrónicos para seguir sustituyendo tanto el efectivo como los cheques.