Carabobo

Academia de Historia llama al alcalde de Puerto Cabello asumir su responsabilidad

(Marlene Piña Acosta) La Academia de Historia del estado Carabobo, presidida por el Dr. Carlos Cruz, aclara al alcalde de Puerto Cabello, Juan Carlos Betancourt, que el puente de la calle Lanceros no sólo forma parte del conjunto de la  Zona Histórica de la ciudad, sino que es un bien de la entidad,  del cual él está en la obligación de velar, por lo cual lo llama  a asumir  su responsabilidad.

La institución emitió una Carta Pública dirigida al burgomaestre de Puerto Cabello, en repuesta a la posición que fijó en declaraciones de prensa, en la cual señala que es un puente que data de muchos años y es propiedad privada

En el escrito, los historiadores afirman que tal declaración revela un desconocimiento en lo relativo a las funciones del Alcalde, establecidas en el Artículo 88 de la Ley Orgánica del Poder Público Municipal, cuyo punto 4 dice lo siguiente:

“Proteger y conservar los bienes de la entidad, para lo cual deberá hacer la actualización del inventario correspondiente; y solicitar a la autoridad competente el establecimiento de las responsabilidades a que haya lugar para quienes los tengan a su cargo, cuidado o custodia.”

En la Carta Pública,  también hacen referencia  al artículo 89 de la citada ley.

Los historiadores consideran que es deber de la Alcaldía velar por el estado de las edificaciones tanto históricas y no históricas para que las mismas se mantengan en buen estado, por lo que haber dejado que la situación de ese inmueble llegase a ese extremo es definitivamente responsabilidad de los entes encargados de la supervisión de estos asuntos”.

“Por otra parte, la Academia de Historia del estado Carabobo quiere dejar en claro que no es su deseo que la Alcaldía aplique el Artículo 89 por ser ese puente parte del patrimonio histórico y cultural de Puerto Cabello, por lo que se impone es que la Alcaldía asuma sus funciones en conocimiento de la materia municipal y que los propietarios definan la situación de los inmuebles en cuestión para encontrar una solución eficiente que esté en sintonía con la conservación de la memoria histórica, y además que cumplan con la normativa del Instituto de Patrimonio Cultural de la Nación, ya que de acuerdo a lo expresado por el ciudadano alcalde la reparación fue realizada sin la supervisión del IPC”.

“En consecuencia, tanto los propietarios de los inmuebles como la Alcaldía de Puerto Cabello  deben asumir sus responsabilidades y cumplir con la ley para que este lamentable hecho no vuelva a ocurrir”, refiere la Carta Pública de la Academia de Historia del estado Carabobo.