No menu items!
martes, junio 18, 2024

Despedida  a Mery Schwarzenberg  en sentido homenaje en  Teatro Municipal de Valencia

Más Leídas
- Publicidad -spot_imgspot_img

(Marlene Piña Acosta) En el Teatro Municipal de Valencia, familiares, amigos y distintos sectores de la ciudad, despidieron  a Mery Schwarzenberg,  educadora y promotora cultural,  durante el homenaje póstumo que le rindió este viernes el alcalde Julio Fuenmayor.

El acto se inició a las 11 de la mañana, tras la llegada del féretro a las instalaciones del Teatro Municipal, ubicado en la calle Colombia, en el casco histórico,  luego de su traslado desde la funeraria  Memorial La Esperanza, donde se realizaron los actos velatorios desde el martes 21 de marzo, día en que se produjo su fallecimiento.

Mery  Schwarzenberg, quien fue educadora, fundadora de la Fundación Teatro Municipal de Valencia, e ilustre dama de Valencia, recibió el homenaje por parte del alcalde de Valencia, Julio Fuenmayor, en la sala principal del Teatro Municipal, joya arquitectónica de la cual nunca se separó.

En medio de la tristeza y momentos de lágrimas, anécdotas  y sentidas palabras de varios de los presentes se realizó el acto,  que  contó con  la intervención musical de una parte de la camerata  del Sistema Nacional de Orquestas.  El ataúd fue puesto en medio del escenario y al lado una inmensa ofrenda floral de parte del burgomaestre compuesta de  rosas blancas y rojas, calas, margaritas, con las letras “Para nuestra querida e inolvidable Mery Schwarzenberg”.

También en el escenario estuvieron ubicados los familiares, entre ellos su hijo César, así como amigos y sectores representativos de la ciudad. Entre los presentes estuvieron  Cora Páez de Topel, el arquitecto Pedro Douaihi Toledo y Douglas Álvarez, amigos muy cercanos de Mery  Schwarzenberg,; Juan José Piñero, presidente del Teatro Municipal de Valencia; Denis Miraldo, comisionado para la Cultura en Valencia; Ever Núñez, presidente del Club de Leones Valencia Central;   los dirigentes políticos Miguel Parra Giménez y Melvis Humbría,  el maestro Manuel Vadell, reconocido violinista y director de Orquestas, entre otros.

La misa exequial de cuerpo presente estuvo a cargo del diácono Florencio Hernández, quien recordó que para los cristianos la muerte no es el capítulo final. “Nuestra fe cristiana nos enseña que la muerte no es el fin de nuestras vidas. Muy por el contrario, la muerte es un paso para la vida verdadera. Ciertamente es un momento de dolor y tristeza. Esperar la muerte es saber que algún día va a acontecer, nos puede causar angustia, miedo, pero para los que creemos en el Señor y esparemos en él,  la muerte no es el fin, sino por el contrario, es la puerta que nos separa de ese encuentro definitivo con el Señor”.

“Hoy que nos hemos reunido para despedir a Mery, persona tan significativa  para la ciudad de Valencia, habrá que  tener esperanza, probablemente nos salgan las lágrimas ante tan lamentable perdida para nuestra ciudad, pero que esas lágrimas también sean de agradecimiento a Dios por el Don de su vida en medio de nosotros, y por todas las obras buenas por la que muchos de los que estamos presentes la recordamos y la recordaremos”, recalcó.

Muy conmovido y con lágrimas en los ojos,  el presidente del Teatro Municipal de Valencia, Juan José Piñero, quien trabajó con Mery Schwarzenberg durante seis años, recordó sus enseñanzas. “Mery siempre me lo decía:”Estar acá no es un trabajo es un sueño hecho realidad, porque el Teatro Municipal representa para Valencia y para los venezolanos la casa de la cultura y el arte”, recalcó.

“Recorría cada espacio del Teatro Municipal de Valencia. Nos hablaba de cada rincón y nos hablaba con una pasión desbordante de que teníamos que sentirnos orgullosos de estar acá y de conservar esta hermosa obra”, recordó.

Además, recordó que estaba pendiente de todos los detalles del Teatro Municipal de Valencia desde la parte de mantenimiento, programación artística y administrativa, porque “cuando una persona ve los detalles es por el amor que le tiene y ése era el gran amor de Mery al Teatro Municipal de Valencia”, precisó al pedir un gran aplauso para ella.

El alcalde Julio Fuenmayor agradeció en nombre de Valencia a Mery Schwarzenberg por su vida entregada hacia la educación, la promoción de la cultura y su dedicación al monumento histórico como es el Teatro Municipal.

En representación de la Sociedad Amigos de Valencia habló Cora Páez de Topel, vicepresidenta de esta institución, quien describió a Mery como una mujer increíble por lo entusiasta que era por las actividades culturales, una mujer católica, muy querida y admirada.

Pr su parte, Pedro Douaihi Toledo, en representación del Ateneo de Valencia, institución presidida por Elis Mercado,  manifestó su inmenso cariño hacia Mery Schwarzenberg. Entre lágrimas, manifestó que tuvo la dicha de estar en los últimos 20 años a su lado. “Fui un hijo para Mery”, recordó.

“Era la novia de la ciudad de Valencia”, precisó.

“No he conocido a una persona tan sencilla y humilde como lo fue Mery  Schwarzenberg”, recalcó. Agradeció a Marcos Mélendez, expresidente del Teatro Municipal de Valencia, porque una de las salas lleva su nombre.

Denis Miraldo habló en nombre de todos los cultures, artistas y  las agrupaciones culturales de la ciudad. “Vaya nuestra gratitud para ti Mery, gracias por el cariño, trabajo, tu vida y tu legado”, dijo al dedicarle una canción acompañado de su guitarra en la poética de José Joaquín Burgos, último cronista de Valencia.

El acto finalizó con una guardia de honor formada por un grupo de alumnos del Colegio Fernando Peñalver, donde Mery  Schwarzenberg fue subdirectora.

Luego el féretro fue trasladado hasta el Cementerio Puertas al Cielo, en el municipio Naguanagua, donde sus restos serían  cremados.

- Publicidad -spot_img
- Advertisement -spot_img
Últimas publicaciones
- Advertisement -spot_img
Más Leídas
Últimas publicaciones

Noticias relacionadas

- Advertisement -spot_img
× ¡Whatsapp La Calle!