No menu items!
viernes, abril 12, 2024
spot_imgspot_img

Virgen del Socorro homenajeada por damas valencianas con una flor a 13 años de conferirle  Rosa de Oro

Más Leídas

(Marlene Piña Acosta) .-Con rosas, aves de paraíso, orquídeas y otros tipos de flores naturales, damas valencianas  rindieron un homenaje a Nuestra Señora del Socorro, en su capilla, en la Catedral de Valencia, en la celebración  del XIII aniversario del otorgamiento de la Rosa de Oro, conferida por el Papa Benedicto XVI.

La Virgen del Socorro es la primera imagen en Venezuela en recibir esta alta distinción con motivo de los 100 años de su coronación canónica, la cual le fue entregada en un multitudinario evento el 13 de noviembre de 2010 en la plaza de Toros de Valencia, por parte del cardenal Jorge Urosa Savino.

En la celebración realizada este domingo, los espacios del templo estuvieron llenos de fieles que presenciaron  la hermosa actividad con el nombre “Las Damas con la Virgen del Socorro”, una de las tradiciones que retoma la Cofradía Nuestra Señora del Socorro,  tras más de una década a la ciudad.

A las 9:30 de la mañana se abrió la capilla, donde la venerada imagen que está actualmente colocada sobre el altar, comenzó a recibir la visitas de las devotas, tanto mujeres como niñas, quienes depositaron las flores y elevaron una oración, aunque también entraron  algunos hombres a orar.

 La Virgen del Socorro luce actualmente su traje de orquídea con motivo de la cuaresma y a su alrededor seis cirios encendidos.

Acompañaron a la Cofradía Nuestra Señora del Socorro, presidida por Marina Giménez de Bencomo, los miembros de la hermandad, y entre los presentes estuvieron la rectora de la Universidad de Carabobo, Jessy Divo de Romero, quien también es cofrade; Marielena Giménez de Mata, Carlos Mata, la periodista Charito Rojas,  entre otros.

A las 10:30 de la mañana se dio inicio a la celebración eucarística, oficiada por el padre Pedro De Freitas, párroco de la Catedral  de Valencia, y concelebrada  por el padre Rafael Paredes. Al inicio hubo palabras de la presidenta de la hermandad, Marina Giménez de Bencomo, quien recordó que desde muy antiguas épocas, las festividades de Nuestra Señora del Socorro se iniciaban el segundo domingo del mes de noviembre y se prolongaban hasta muy avanzado el mes de febrero, cuando después de haber recibido el homenaje de cada una de las parroquias de la ciudad, se culminaba en fervor, con las fiestas de las señoras de Valencia, dirigidas por la muy recordada Doña Adela Raidi, que ofrecían a nuestra excelsa patrona.

“Hoy, la muy venerable Cofradía del Espíritu Santo y de Nuestra Señora del Socorro, ha querido hacer renacer de esta celebración, invitando no solo a las mujeres valencianas, sino a todas aquellas que aún venidas de otras latitudes, aman a la Santísima Virgen y desean agradecerle su celestial socorro sobre su familia en tantos momentos de angustias que les ha tocado vivir.

“En este bello día la Cofradía ha querido unir esta católica y tradicional costumbre, con otro bello evento, que es el cuarto domingo de cuaresma, fecha en la cual el Santo Padre bendice las Rosas de Oro que serán otorgadas a imágenes que como la de Nuestra Santa Patrona fue otorgada por su Santidad Benedicto XVI en el año 2010, con motivo del centenario de su coronación canónica.

La celebración de la misa tuvo una parte musical, y para la ocasión se estrenaron 3 piezas compuestas para la patrona con más de 60 décadas de antigüedad, a cargo de la Banda Sinfónica 24 de Junio, bajo la dirección musical de la maestra Ana Virginia Oviedo Arpaia, acompañada por voces en representación del Coro Arquidiócesano de Valencia, del Orfeón de la Universidad de Carabobo y también representación de la Coral YMCA Valencia.

Con música de Joaquín Quintero, exdirector de la Banda Sinfónica 24 de Junio durante el período 1941-1946, y del padre Policarpo Macaya, sacerdote, músico y compositor, quienes escribieron en aquel entonces para la patrona de Valencia, también conocida como la “Dama del Manto Negro”.

El padre Pedro De Freitas recordó que en el Cuarto Domingo de Cuaresma se lee el Evangelio de la curación del ciego de nacimiento, lo cual es un texto que en contexto cuaresmal nos invita a evocar que somos hijos de la luz.

“Que cuando fuimos bautizados fuimos iluminados por la gracia de la salvación de la pascua de Cristo y que de alguna forma se nos pide a  los cristianos que durante el trayecto de nuestra vida, evocando nuestra dignidad de hijos de Dios, veamos coherentemente esa vida de luz en lucha constante contra las tinieblas del pecado y de la muerte”.

 

Exif_JPEG_420
Exif_JPEG_420
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
Últimas publicaciones
- Advertisement -spot_img
Más Leídas
Últimas publicaciones

Noticias relacionadas

- Advertisement -spot_img
× ¡Whatsapp La Calle!