No menu items!
miércoles, junio 12, 2024

Iglesia católica venezolana aplica protocolo para prevenir y actuar frente al abuso sexual infantil

Más Leídas
- Publicidad -spot_imgspot_img

En un esfuerzo por combatir el abuso sexual infantil y garantizar la seguridad de los niños, niñas y adolescentes, la Iglesia Católica Venezolana ha implementado un protocolo integral para la prevención, detección y atención de estos casos. Este protocolo, que se enmarca en las directrices del Vaticano y las normas legales venezolanas, busca crear ambientes seguros dentro de la Iglesia y establecer mecanismos claros para la denuncia y el acompañamiento a las víctimas y sus familias.

Entre los aspectos clave del protocolo están:

  • Creación de una comisión arquidiocesana de protección de menores y personas vulnerables: Esta comisión estará encargada de velar por la implementación del protocolo, brindar apoyo a las víctimas y sus familias, y promover la formación y sensibilización en materia de prevención de abusos.
  • Capacitación de profesionales: Se implementarán programas de capacitación para sacerdotes, religiosos, personal de las instituciones educativas y otros actores de la Iglesia Católica, con el objetivo de que puedan identificar señales de abuso, actuar de manera adecuada y realizar las denuncias correspondientes.
  • Establecimiento de canales de denuncia: Se habilitarán canales claros y accesibles para que las víctimas, sus familiares o cualquier persona que tenga conocimiento de un caso de abuso pueda realizar la denuncia. Estas denuncias serán manejadas con confidencialidad y respeto.
  • Atención a las víctimas: Se brindará atención psicológica, social y espiritual a las víctimas de abuso y a sus familias, con el objetivo de ayudarles a sanar las heridas y reconstruir sus vidas.

Puede leerse aquí el texto completo del documento aprobado por la arquidiócesis de Caracas, a cargo del cardenal Baltazas Porras, en el que hay especificaciones sobre lo que pueden y no pueden hacer los sacerdotes ante los niños,

Implementación del protocolo:

El protocolo está siendo implementado de manera gradual en todas las diócesis de Venezuela. Se están realizando jornadas de formación y sensibilización para que todos los miembros de la comunidad católica conozcan sus derechos y responsabilidades en materia de protección infantil.

Importancia del protocolo:

La implementación de este protocolo por parte de la Iglesia Católica Venezolana es un paso importante en la lucha contra el abuso infantil. Es fundamental que todas las instituciones y organizaciones tomen medidas para proteger a los niños, niñas y adolescentes y crear entornos seguros para su desarrollo.

El Código de Conducta del sacerdote establece…

Es conveniente que los clérigos, religiosos y agentes de pastoral se conduzcan siempre con respeto y recato, teniendo en cuenta las conductas que se consideran apropiadas e inapropiadas del estado de vida que representan y sigan los siguientes aspectos preventivos:
a. Ser prudentes y respetuosos en el trato con los menores y personas vulnerables.
b. Las manifestaciones físicas de afecto han de hacerse con mesura, respeto, y nunca han de parecer ni ser desproporcionadas al trato regular que fraternalmente debe existir entre clérigos, religiosos y agentes de pastoral respecto de los niños, niñas y adolescentes.
c. Respetar la integridad física del niño, niña y adolescente y su esfera reservada, permitiéndole rechazar muestras de afecto y cercanía física.
d. Evitar los secretismos o el solicitar a un niño, niña o adolescente reservarse una información.
e. Procurar estar visibles cuando se realizan actividades con niños, niñas o adolescentes.
f. Asegurar que los menores no entren o permanezcan en lugares escondidos o con la puerta cerrada, mientras están en compañía de clérigos, religiosos y agentes de pastoral.
g. Evitar instaurar cualquier tipo de relación preferencial, incluyendo regalos con un niño, niña o adolescente, discriminando el resto del grupo.
h. Impedir y en ningún caso participar en juegos, bromas o castigos que tengan connotación sexual.
i. Evitar dirigirse a un niño, niña o adolescente en modo ofensivo o descalificador o asumir conductas o comportamientos inapropiados o sexualmente alusivos.
j. Abordar o tratar con naturalidad y respeto temas relacionados con la sexualidad. La narración de chistes o historias de naturaleza sexual, para diversión, así como las frases de doble sentido deben
13
ser eliminadas en toda actividad educativa y pastoral.
k. No se podrá permitir, en ninguna circunstancia, el uso de sobrenombres, motes, adjetivos y conductas que humillen o ridiculicen, como también la discriminación de un menor o de un grupo de menores, así como cualquier tipo de actividad o juego que pueda considerarse “bullying” o acoso.
l. Está prohibidos la aplicación de cualquier tipo de castigos físicos o trato humillante hacia los niños, niñas o adolescente. y no pueden justificarse en ningún caso.
m. No está permitida la presencia de niños, niñas, adolescentes o personas vulnerables, sin compañía de al menos otra persona adulta, diferentes del sacerdote en la casa parroquial, ni aun de manera transitoria. De ninguna manera los clérigos podrán llevar a niños, niñas o adolescentes a sus habitaciones particulares.
n. No está permitido trasladar en los vehículos (de la parroquia o propiedad personal del sacerdote) a niños, niñas o adolescentes sin la presencia de otra persona adulta, preferiblemente un familiar del menor y sin la autorización del padres o representante.
o. No ha de permitirse que ningún niño, niña o adolescente pernocte en la casa del sacerdote sin compañía de sus padres (o al menos uno de ellos). En el caso de no ser posible la presencia de los padres, estos deberán dar una autorización por escrito indicando el tiempo de permanencia, si son parientes o no, y la razón por la cual pernoctan. Dicha autorización deberá ser aprobada por el Vicario General.
p. Ningún niño, niña o adolescente podrá habitar o fijar residencia en la casa del clérigo, a no ser que sea un familiar de este y debidamente autorizado. Si hay motivos serios para que ello suceda, además de la autorización de los padres o representantes, se requiere la autorización escrita del Ordinario quien pondrá las condiciones para ello.
q. En el caso que un clérigo, por razones familiares, deba hacerse adquirir la responsabilidad de crianza de un niño, niña o adolescente, deberá tener la autorización escrita de sus padres, de la autoridad civil competente y del Ordinario.
r. El clérigo debe estar siempre vestido adecuadamente de acuerdo con su condición, evitando ropas estrechas y muy ajustadas, que den lugar a malentendidos o suspicacias.
s. El sacerdote debe tener la mayor prudencia al momento de tomarse fotos personales con menores de edad, sobre todo si serán compartidas por servicios de mensajería o por las redes sociales. Procurará en la medida de lo posible que tenga el mayor recato y no sugiera ningún tipo de actitud inapropiada con respecto al menor.
t. En las imágenes fotográficas de eventos para recuerdos de actividades pastorales donde participen, 14
niños, niñas y adolescentes, el clérigo ha de estar vestido de manera adecuada y evitar siempre fotos a torso desnudo.

- Publicidad -spot_img
- Advertisement -spot_img
Últimas publicaciones
- Advertisement -spot_img
Más Leídas
Últimas publicaciones

Noticias relacionadas

- Advertisement -spot_img
× ¡Whatsapp La Calle!