No menu items!
viernes, junio 9, 2023
spot_imgspot_img

Adriana Barraza celebra 50 años de carrera en activo

Más Leídas

Por GISELA SALOMON Associated Press
DORAL, Florida, EE.UU. (AP) — Más de cinco décadas han pasado desde que Adriana Barraza comenzó a actuar en cine, teatro y televisión. Alcanzó su sueño de ser nominada al Oscar, y ha compartido créditos con celebridades de Hollywood como Susan Sarandon, Sylvester Stallone y Brad Pitt. Pero lejos de pensar en retirarse, está llena de proyectos.
«Dios me regaló este privilegio», expresó la actriz mexicana de 67 años en una reciente entrevista con The Associated Press. «Es un disfrute absoluto».
Este es para ella un año de importantes proyectos cinematográficos que incluyen una actuación en la película de DC Comics «Blue Beetle», junto a Xolo Maridueña, Sarandon y George López, entre otros.
Este viernes estrena en Netflix la película mexicana «El último vagón», un homenaje a los maestros y a la inspiración que ellos pueden tener en la vida de sus estudiantes, en el que Barraza interpreta a la maestra Georgina.
La actriz, que encarnó su personaje basándose en su propia experiencia enseñando actuación y en los recuerdos de sus maestros, recuerda entre risas lo feliz que se sintió cuando el director del filme, Ernesto Contreras, la presentó ante niños que actuaban de alumnos. Estaban esperándola en la sala, sentados, y al verla inmediatamente se pararon e hicieron silencio, como si en la realidad ella fuera su maestra, y no una actriz.
«Me dio mucha ternura y la pasé muy bien con todos los niños», relató.
Ese mismo entusiasmo y amor por su trabajo, es lo que Barraza quiere transmitir a los alumnos de la vida real en su academia de actuación en Doral, una pequeña ciudad vecina de Miami.
Quiero enseñarles «a tener sueños, a tener pasión, a que no se acabe la llama porque el mío no se ha acabado», dijo Barraza sentada detrás de un escritorio en una pequeña oficina de su academia. «Espero que se apague cuando ya esté yéndome al cielo».
Los 50 años de carrera de la actriz y directora se cumplieron en 2021, en plena pandemia, y Barraza no se atrevió a celebrarlos públicamente. Por eso, apenas pudo este año se tomó los tres primeros meses para festejarlo preparando la obra teatral «Madre», un homenaje unipersonal a las mujeres de todo el mundo que buscan a sus hijos y nietos desaparecidos, como en su natal México y Argentina, el país de su esposo.
En junio le sigue otro estreno, el cortometraje mexicano «El tesoro», en el que interpreta a una madre cristiana evangélica, cuyo hijo es un enfermo terminal y le confiesa numerosos asesinatos que cometió, compartiéndole los nombres de quienes enterró en fosas clandestinas.
Barraza se inició en la actuación casi por casualidad. Tenía 15 años y en la escuela de su natal Toluca debía cursar una materia opcional. Desde que vio al Ballet Bolshoi a los ocho años, quería hacer baile clásico, pero la clase de danza no tenía más cupo. No se consideraba buena para los deportes, y descartó basquetbol. La otra opción era teatro, y la tomó.
Nunca más lo dejó.
«Me hacía sentir bien, estaba feliz, era el mejor lugar del universo para mí», recordó sobre sus inicios en la actuación.
Al terminar el colegio, siguió con teatro universitario y obras ambulantes.
Del teatro, pasó a telenovelas y luego al cine. En el camino se encontró múltiples obstáculos. Enfrentó también un infarto y cáncer, dos veces.
Pero cada una de esas piedras, representó para ella un crecimiento.
«Lo que a uno le toca es un aprendizaje porque finalmente te hace mejor persona», expresó la actriz. El cáncer, por ejemplo, la transformó y en los momentos que estaba en radioterapia incluso pensó en hacer un stand-up comedy sobre esta enfermedad.
Su entusiasmo para las interpretaciones es tal que no importa si implican un reto físico. Recordó que para grabar algunas de las escenas de «Blue Beetle», que se estrenará en agosto en Estados Unidos, tuvo que arrodillarse y hacer un gran esfuerzo en momentos en los que sentía dolores intensos en sus rodillas lastimadas.
«Pero fue un gozo inconmensurable», aseguró.
En su larga lista de compañeros de elenco se destacan Sylvester Stallone, en «Rambo V»; Gael García Bernal, en «Amores perros»; Bratt Pitt y Cate Blanchet, en «Babel»; y Jennifer Aniston y Anna Kendrick, en «Cake».
De niña veía las entregas de los Oscar en televisión y soñaba con caminar por la alfombra roja. Por eso, una de sus mayores satisfacciones ha sido la nominación al Premio de la Academia como mejor actriz de reparto por su papel en «Babel».
Aunque ya había trabajado bajo la dirección de Alejandro G. Iñárritu en «Amores Perros», fue «Babel» la que le abrió las puertas a Hollywood en 2006 y marcó un antes y un después en su carrera.
Barraza, que desde hace años vive en el sur de la Florida, se siente bendecida.
«Estoy viva haciendo lo que quiero, creo que esa es mi mayor satisfacción», dijo. «Y la mayor satisfacción que tengo en mi carrera es… poder elegir lo que quiero hacer».

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
Últimas publicaciones
- Advertisement -spot_img

Noticias relacionadas

- Advertisement -spot_img
× ¡Whatsapp La Calle!