No menu items!
domingo, junio 16, 2024

Falleció a los 97 años la cineasta Margot Benacerraf

Más Leídas
- Publicidad -spot_imgspot_img

La cineasta venezolana Margot Benacerraf, una de las primeras mujeres en participar en el Festival de Cannes, falleció este miércoles en Caracas a los 97 años.

Su familia anunció con «profunda tristeza» en un comunicado el fallecimiento de esta mujer considerada pionera del cine venezolano, reportó Banca Y Negocios.

Cannes

Benacerraf ganó en Cannes de 1959 el premio FIPRESCI, de la crítica internacional con “Araya”, un poético docuficción en blanco y negro sobre la vida de los trabajadores en unas salinas en Venezuela.

El galardón lo recibió ex aequo con «Hiroshima mon amour» de Alain Resnais.

Nacida en Caracas en 1926, Margot Benacerraf se graduó en 1947 en la primera promoción de Filosofía y Letras de la Universidad Central de Venezuela. Durante varios años colaboró en varias revistas venezolanas y extranjeras, en las cuales publicó artículos y ensayos. Posteriormente, escribió la obra de teatro Creciente que obtuvo el primer premio, instituido por universidades nacionales y norteamericanas, que consistía en una beca para estudiar teatro en la Universidad de Columbia. Entre 1950 y 1952,  estudió Dirección Cinematográfica en IDHEC (Instituto de Altos Estudios Cinematográficos de París).

En 1951 filmó su primera película sobre la vida del pintor venezolano Reverón, un documental de media hora de duración que ha sido ampliamente reconocido a nivel nacional e internacional por sus grandes valores y aportes innovadores. Una anécdota de Margot Benacerraf relata que al terminar de filmar Reverón, el peculiar pintor la hizo vestir con una sotana hecha por él mismo y la puso a perdonar a cada una de sus muñecas (obras del artista) varias veces.

En 1959, su largometraje Araya es presentado en el Festival de Cannes y ganó el Premio de la Crítica Internacional (FIPRESCI), compartido con Hiroshima, mon amour de Alain Resnais, y el Premio de la Comisión Técnica Superior del Cine Francés. A partir de ese momento, Araya es solicitada para participar como invitada especial en varios festivales internacionales. Araya es una película que muchos piensan que es un documental pero en realidad es una historia dramatizada en la que Benacerraf no utilizó actores sino gente común del pueblo. Siempre guardo en mi memoria una de las escenas más poéticas y es aquella cuando la gente para rendirle tributos a sus muertos, a falta de flores frescas por lo yermo del terreno, le llevan caracoles del cercano y fecundo mar.

Por su novedad y su importancia, Araya fue escogida como una de las cinco mejores películas en la historia del cine latinoamericano, dentro de la Retrospectiva de Latin American Visions (A Half Century of Latinamerican Cinema 1930-1988), organizada por el Neighborhood Film/Video Project de Philadelphia, en 1990.

Margot Benacerraf fundó la Cinemateca Nacional en mayo de 1966 y la dirigió durante los tres años subsiguientes. Aun hoy en día es miembro principal del Consejo Directivo, al igual que del Ateneo de Caracas. Además, Preside el Festival de Cortometrajes de Caracas que organiza Fundavisual Latina (Fundación que fundó y también preside) cada dos años.

Ha recibido numerosos reconocimientos, entre ellos se destaca el Premio Nacional de Cine (1995), la Orden Andrés Bello (en dos ocasiones), la Orden Simón Bolívar, Orden del Gobierno Italiano y la Orden Bernardo O’Higgins del Gobierno de Chile, entre otros.
Fuentes: Cine Latinoamericano.org, Banca y Negocios

 

- Publicidad -spot_img
- Advertisement -spot_img
Últimas publicaciones
- Advertisement -spot_img
Más Leídas
Últimas publicaciones

Noticias relacionadas

- Advertisement -spot_img
× ¡Whatsapp La Calle!