No menu items!
sábado, abril 20, 2024
spot_imgspot_img

Cruz Roja de Bielorrusia ha llevado niños ucranianos a ese país

Más Leídas

Por YURAS KARMANAU Associated Press
TALLIN, Estonia (AP) — La Cruz Roja de Bielorrusia ha provocado indignación a nivel internacional luego de que su director comentó a la televisora estatal bielorrusa que la organización ha estado involucrada activamente en llevar niños ucranianos de zonas ocupadas por Rusia a la nación.
Tanto Kiev como la oposición bielorrusa han criticado la transferencia de niños y han señalado que son deportaciones ilegales. También se han producido llamados para que se presenten cargos de crímenes de guerra al presidente autoritario de Bielorrusia, similares a los cargos contra el mandatario ruso Vladímir Putin.
Las acciones de la Cruz Roja Bielorrusa provocaron críticas por parte de la Federación Internacional de la Cruz Roja y la Media Luna Roja.
Minsk ha sido el aliado más cercano de Moscú desde que empezó la invasión de Rusia a Ucrania en febrero de 2022, y su presidente, Alexander Lukashenko ha permitido que el Kremlin utilice su territorio para enviar soldados y armas a Ucrania. Lukashenko también ha acogido la presencia militar rusa en Bielorrusia y el despliegue de armas nucleares tácticas rusas.
Figuras de la oposición bielorrusa han acusado a Lukashenko de facilitar el traslado forzoso de niños ucranianos a Bielorrusia, acusaciones que Minsk rechaza airadamente.
Un reportaje emitido el miércoles por el canal estatal de televisión Belarus 1 mostraba a Dzmitry Shautsou, director de la Cruz Roja Bielorrusa, visitando la ciudad ucraniana de Lisychansk, en la región de Luhansk, controlada por Rusia.
En las imágenes, afirma que la organización participó activamente en el traslado de niños ucranianos a Bielorrusia con fines de “mejora de la salud”. “La Cruz Roja Bielorrusa ha tomado —y está tomando y tomará— parte activa en ello”, declaró Shautsou.
El ministro de Asuntos Exteriores ucraniano, Dmytro Kuleba, instó a la Corte Penal Internacional a “dictar una orden de detención” contra Shautsou, afirmando que “ha confesado públicamente el delito de deportación ilegal de niños de las zonas ocupadas de Ucrania”.
La Federación Internacional de la Cruz Roja y la Media Luna Roja, que agrupa a 191 organizaciones nacionales, declaró que se había puesto en contacto con la Cruz Roja Bielorrusa para expresarle su “grave preocupación” y aconsejarle que “ponga fin a cualquier actividad similar en el futuro”.
El mes pasado, el activista opositor bielorruso Pavel Latushka declaró que había proporcionado a la CPI material en el que supuestamente se detallaba el traslado forzoso de 2.100 niños ucranianos desde al menos 15 ciudades ucranianas ocupadas por Rusia a Bielorrusia con la aprobación de Lukashenko.
En mayo, la fiscalía general de Ucrania anunció una investigación sobre los traslados forzosos.
Las autoridades bielorrusas han confirmado haber acogido a más de 1.000 niños, de entre 6 y 15 años, procedentes de las zonas de Ucrania ocupadas por Rusia por razones sanitarias. El primer grupo de 350 niños llegó en abril, dijeron las autoridades, sin dar más detalles.
___
Jamey Keaten contribuyó a este despacho desde Ginebra.

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
Últimas publicaciones
- Advertisement -spot_img
Más Leídas
Últimas publicaciones

Noticias relacionadas

- Advertisement -spot_img
× ¡Whatsapp La Calle!