No menu items!
miércoles, mayo 29, 2024

Discurso de Zelenskyy en Hiroshima opaca la causa del desarme nuclear

Más Leídas
- Publicidad -spot_imgspot_img

HIROSHIMA, Japón (AP) — La participación de último minuto del presidente ucraniano Volodymyr Zelenskyy en la cumbre del Grupo de los Siete el domingo en Japón atrajo la atención mundial a la guerra, pero al mismo tiempo preocupó a sobrevivientes de Hiroshima, quienes temen que quedará opacada la causa de abolir las armas nucleares.

La inclusión de Zelenskyy en la cumbre del G7 —y sus pedidos de más armas en vez de gestiones diplomáticas para poner fin a la guerra— envía el mensaje equivocado, dijeron víctimas y activistas.

Visita “no apropiada” a Hiroshima

“La visita de Zelenskyy no es apropiada para Hiroshima, que es una ciudad amante de la paz”, expresó Etsuko Nakatani, activista cuyos padres sobrevivieron la bomba atómica de 1945.

Muchos habitantes de Hiroshima esperan que la comprensión del pasado trágico de la ciudad impulse a los líderes mundiales a “asumir la abolición de las armas nucleares como un tema político urgente, no un ideal”, indicó Nakatani. “Pero el apoyo a la disuasión nuclear ha persistido, y la invasión rusa de Ucrania parece justificarla aun más”.

Yuta Takahashi, un activista nacido en Hiroshima, cree que la visita de Zelenskyy podría enviar el mensaje “que justifica la necesidad de una disuasión nuclear a fin de evitar que Ucrania se convierta en otra Hiroshima. Ello nos hace sentir que Hiroshima fue usada por las potencias nucleares para enviar un mensaje de paz”.

Líderes pro paz

La cumbre inició con una visita de los líderes del G7 a un parque por la paz y a un museo dedicado a quienes murieron en la bomba atómica de Hiroshima, y el domingo hubo una visita similar de los líderes de ocho naciones invitadas. Tras concluir con toda su agenda el domingo, Kishida organizó un paseo aparte para Zelenskyy.

Zelenskyy, preguntado en conferencia de prensa si le quitó atención a otros temas mundiales, incluyendo la colaboración con las naciones en desarrollo, respondió solamente: “Yo necesito estar aquí”.

Horas antes el domingo, Kishida y el presidente surcoreano Yoon Suk Yeol oraron juntos en un memorial dedicado a las víctimas coreanas de la bomba atómica. Los países vecinos están tratando de mejorar relaciones, maltrechas debido a disputas emanadas del brutal dominio colonial japonés de Corea entre 1910 y 1945.

Kishida, quien representa a Hiroshima en el Parlamento, quería resaltar el compromiso del G7 hacia el desarme nuclear y las condenas hacia las amenazas rusas de usar las armas nucleares. Pero los sobrevivientes lo critican por negarse a firmar el Tratado para la Prohibición de las Armas Nucleares. Kishida dice que el tratado es inservible porque ninguna potencia nuclear lo ha firmado.

- Publicidad -spot_img
- Advertisement -spot_img
Últimas publicaciones
- Advertisement -spot_img
Más Leídas
Últimas publicaciones

Noticias relacionadas

- Advertisement -spot_img
× ¡Whatsapp La Calle!