No menu items!
martes, junio 11, 2024

EEUU abre la banca a negocios cubanos con el fin de impulsar al sector privado

Más Leídas
- Publicidad -spot_imgspot_img

Por FATIMA HUSSEIN, ANDREA RODRIGUEZ y REBECCA SANTANA Associated Press
WASHINGTON (AP) — Estados Unidos retiró algunas restricciones financieras contra Cuba el martes, una acción diseñada para impulsar los negocios privados de la isla.
Las medidas permitirán a los empresarios independientes abrir y acceder en internet a cuentas bancarias estadounidenses para sus negocios. Otras medidas incluyen pasos para abrir más servicios basados en internet y ampliar la capacidad de las empresas privadas para utilizar determinadas transacciones financieras.
“Estas modificaciones normativas actualizan y clarifican autorizaciones en apoyo a los servicios basados en internet para promover la libertad de acceso a internet en Cuba, apoyar a los empresarios independientes del sector privado cubano y ampliar el acceso a ciertos servicios financieros para el pueblo cubano”, dijo el Departamento del Tesoro en un comunicado de prensa.
Uno de los cambios clave permitiría a los propietarios de empresas privadas cubanas abrir cuentas bancarias en Estados Unidos y acceder a ellas por internet una vez que estén de regreso en Cuba, algo que no podían hacer anteriormente. Además, Estados Unidos volverá a permitir las llamadas transacciones U-turn, en las que el dinero se transfiere de un país a otro pero se enruta a través de Estados Unidos.
“Esta autorización restablecida tiene como objetivo ayudar al pueblo cubano, incluidos los empresarios independientes del sector privado, al facilitar el envío de remesas y los pagos de transacciones en el sector privado cubano”, dice el comunicado.
El gobierno del entonces presidente Donald Trump había eliminado el permiso para las transacciones U-turn en 2019.
Las directrices actualizadas del Departamento del Tesoro publicadas el martes también cambian la terminología que la agencia utiliza para dejar claro que los funcionarios cubanos o los miembros del Partido Comunista de Cuba vetados no se beneficiarían de los cambios que están dirigidos al emergente sector privado del país.
Alrededor de 11.000 empresas privadas de Cuba son responsables por aproximadamente una tercera parte del empleo de la isla, según han declarado funcionarios cubanos.
Las modificaciones se producen mientras Cuba lidia con una de las peores crisis económicas y energéticas en su historia. Los cubanos sufren apagones que han empeorado en las últimas semanas, y están frustrados por una escasez de alimentos e inflación. Cientos de miles de personas han migrado, muchas de ellas hacia Estados Unidos.
En Cuba, prevaleció la cautela sobre lo que significarían los cambios.
Es una medida en general positiva, comentó Oniel Díaz, director de AUGE, una compañía de servicios corporativos cubana, a The Associated Press. Sin embargo, señaló, hay muchas preguntas que tendrán que ser contestadas en los próximos días.
Díaz dijo que podría abrir vías para los empresarios cubanos que importan desde alimentos hasta automóviles, y ayudarles a realizar pagos a los proveedores, por ejemplo. Pero puso en duda que los bancos quieran hacer operaciones con empresarios de la isla debido a la percepción de riesgos.
Díaz recordó que durante el gobierno del expresidente Barack Obama existía una disposición que permitía a los cubanos abrir cuentas en Estados Unidos —aunque de forma más limitada—, pero los bancos no mostraron un gran entusiasmo por ello.
El anuncio del martes se produce unas semanas después de que Estados Unidos retirara a Cuba de la breve lista del Departamento de Estado de países que considera que no cooperan plenamente contra los grupos violentos. Sin embargo, Estados Unidos sigue incluyendo a Cuba en la lista de Estados patrocinadores del terrorismo, una descripción que a menudo ahuyenta a los bancos porque no quieren convertirse en el blanco de demandas en los tribunales estadounidenses.
Los lazos entre Estados Unidos y Cuba quedaron prácticamente congelados tras la revolución de 1959, en la que Fidel Castro subió al poder e instauró un gobierno comunista. Hubo una oleada de nacionalizaciones de grandes empresas, aunque se permitió mantener abiertas algunas pequeñas empresas privadas hasta 1968.
Estados Unidos implementó un embargo económico pleno a Cuba en 1962 durante el mandato del presidente John F. Kennedy.
No fue sino hasta que Barack Obama llegó a la presidencia que las relaciones empezaron a descongelarse, y retiró algunas restricciones en 2017. Pero luego Trump puso fin en gran medida a la cooperación bilateral de Obama. En los últimos días de la presidencia de Trump, su gobierno volvió a designar a Cuba como un “Estado patrocinador del terrorismo” e impuso nuevas sanciones sobre la nación caribeña.
Cuba también ha abierto lentamente su economía a más empresas privadas.
En 2010, el entonces presidente Raúl Castro inició reformas que ampliaron el trabajo independiente para individuos, pero no para compañías. En 2021, las autoridades cubanas permitieron la creación de las pequeñas y medianas empresas.
___
Rodríguez contribuyó desde La Habana, Cuba.

- Publicidad -spot_img
- Advertisement -spot_img
Últimas publicaciones
- Advertisement -spot_img
Más Leídas
Últimas publicaciones

Noticias relacionadas

- Advertisement -spot_img
× ¡Whatsapp La Calle!