No menu items!
martes, junio 18, 2024

El rey Carlos III habla ante el Parlamento alemán

Más Leídas
- Publicidad -spot_imgspot_img

Por FRANK JORDANS Associated Press
BERLÍN (AP) — El rey Carlos III de Inglaterra se convirtió el jueves en el primer monarca en dar un discurso ante el Parlamento alemán, el Bundestag, dentro de una visita de alto perfil para reforzar los lazos entre las dos potencias europeas.
Hablando ante legisladores y otros dignatarios en una cámara baja abarrotada, el monarca británico enfatizó los estrechos vínculos entre el Reino Unido y Alemania que se remontan a siglos atrás, incluidos los vínculos de su familia con la Casa Real de Hannover, y el actual desarrollo económico, científico, cultural y económico y la cooperación militar entre los dos países.
Carlos señaló que Londres y Berlín han brindado ayuda considerable a Ucrania en sus esfuerzos por defenderse de la invasión de Rusia.
“La decisión de Alemania de brindar tanto apoyo militar a Ucrania es extremadamente valiente, importante y bienvenida”, acotó.
Hablando mayormente en alemán fluido, notó cómo la historia entrelazada de las dos naciones se podía ver en la sede misma del Bundestag. Muy dañado durante la guerra, la restauración del edificio del Reichstag en la década de 1990 se coronó con una cúpula de vidrio diseñada por el arquitecto británico Norman Foster con la intención de ser un símbolo de transparencia y rendición de cuentas.
“Desde aquí, los ciudadanos pueden ver trabajar a sus políticos”, dijo Carlos. “Democracia en acción”.
El hombre de 74 años también transitó por territorio seguro, haciendo bromas suaves sobre la rivalidad en el fútbol, el humor nacional y la admiración mutua por sus culturas, desde los Beatles hasta Kraftwerk y Brahms hasta Byron. Se refirió brevemente a la sombría historia del nazismo y la Segunda Guerra Mundial.
Carlos y Camila, la reina consorte, visitarán Hamburgo el viernes y acudirán al memorial del Kindertransporte, o transportes de niños, que recuerda a los más de 10.000 niños judíos rescatados de la Alemania nazi hace 85 años. También conmemorarán a los muertos en el bombardeo aliado de Hamburgo en 1943.
“Prestar atención a las lecciones del pasado es nuestra responsabilidad sagrada, pero solo se puede cumplir por completo a través de un compromiso con nuestro futuro compartido”, dijo. “Juntos debemos estar atentos a las amenazas a nuestros valores y libertades, y firmes en nuestra determinación de hacerles frente. Juntos debemos esforzarnos por la seguridad, la prosperidad y el bienestar que merece nuestro pueblo”, agregó.
Es el primer viaje de Carlos al extranjero como monarca. Él y Camila llegaron a Berlín el miércoles. Multitudes de simpatizantes y el presidente Frank-Walter Steinmeier, recibieron a la pareja en la emblemática Puerta de Brandeburgo de la capital. Más tarde asistieron a un banquete en su honor en el palacio presidencial.
Dejando a un lado la pompa y el glamur, la visita de tres días tenía un claro propósito político. El gobierno británico trata de enmendar los dañados lazos con sus socios continentales tras Brexit, la salida británica de la Unión Europea.
Los efectos del Brexit han sido considerables. La salida británica del mercado único europeo ha supuesto barreras comerciales y falta de mano de obra, y ha dejado al país fuera de importantes programas científicos europeos. Al dedicar una atención especial a las dos mayores potencias europeas, Francia y Alemania, el primer ministro, Rishi Sunak, espera normalizar las relaciones con el bloque de 27 países.
En un principio, Carlos tenía previsto detenerse primero en Francia, pero las protestas contra el gobierno allí demoraron esa parte de su viaje. Eso centró la atención en Alemania, donde hace tiempo que la familia real británica despierta curiosidad y admiración.
No todos estaban fascinados con la visita, sin embargo. Jan Korte, legislador del partido opositor Izquierda, dijo que el discurso de Carlos en el máximo organismo político del país, el Bundestag, no encajaba con la tradición democrática alemana.
“A un rey no se le elige”, dijo Korte a la televisora pública ZDF. “Obviamente puede hablar en cualquier lugar y es muy bienvenido, incluso por mí, pero creo que en concreto en el Bundestag, que trata de representar a la gente, no es muy apropiado que hable un monarca”.
Carlos ha hablado ante el Bundestag antes, en un acto conmemorativo de la Comisión Alemana de Tumbas de Guerra en 2020, aunque entonces aún era príncipe de Gales.
Antes de su discurso, el monarca tuvo una breve reunión con el canciller alemán, Olaf Scholz, y visitó un mercado de agricultores en Berlín.
Tras su discurso, Carlos y Camila tenían previsto reunirse con refugiados y personal militar británico y alemán, antes de visitar una granja orgánica a las afueras de Berlín.

- Publicidad -spot_img
- Advertisement -spot_img
Últimas publicaciones
- Advertisement -spot_img
Más Leídas
Últimas publicaciones

Noticias relacionadas

- Advertisement -spot_img
× ¡Whatsapp La Calle!