No menu items!
viernes, mayo 24, 2024

Israel reabre un cruce clave para entrada de ayuda en Gaza, cerrado tras un ataque el fin de semana

Más Leídas
- Publicidad -spot_imgspot_img

Por JOSEPH KRAUSS, SAMY MAGDY y MELANIE LIDMAN Associated Press
JERUSALÉN (AP) — El ejército de Israel anunció el miércoles la reapertura del paso de Kerem Shalom con Gaza, un puesto clave para la entrada de ayuda humanitaria al sitiado enclave palestino que se había cerrado durante el fin de semana luego de que un ataque de Hamás con cohetes mató a cuatro soldados en las inmediaciones.
Pero la agencia de Naciones Unidas para los refugiados palestinos dijo que por el momento no había entrado ninguna ayuda y que en el lado gazatí no había nadie para recibirla. Los trabajadores huyeron en la víspera, durante la incursión de una brigada de carros de combate israelíes que se hizo con el control del cercano cruce de Rafah, entre la Franja y Egipto, que permanecía cerrado.
Esa operación limitada no parecía ser el inicio de la invasión de Rafah que Israel lleva tiempo prometiendo. Pero el cierre prolongado de los dos principales pasos fronterizos podría exacerbar la crisis humanitaria en el sitiado enclave palestino. De acuerdo con la ONU, el norte de Gaza está ya en una situación de “hambruna total”.
Estados Unidos detuvo la semana pasada un envío de bombas a Israel ante la preocupación de que el gobierno pudiese estar cerca de tomar una decisión sobre un asalto a gran escala en Rafah, la ciudad más meridional del territorio, en un nuevo aumento de las divisiones entre los dos estrechos aliados.
Washington dice estar preocupado por el destino de los alrededor de 1,3 millones de palestinos hacinados en la ciudad, la mayoría de los cuales huyeron de los combates en otras zonas de la Franja. Israel sostiene que Rafah es el último bastión de Hamás y que se necesita una ofensiva más amplia para desmantelar las capacidades militares y de gobierno del grupo insurgente.
Mientras, Estados Unidos, Egipto y Qatar están intensificando sus esfuerzos para eliminar las diferencias para un posible acuerdo que permita, al menos, un alto el fuego temporal y la liberación de algunas de las docenas de rehenes que siguen en manos de Hamás. Israel ha ligado la amenazada operación sobre Rafah con el resultado de esas negociaciones.
El director de la CIA, William Burns, quien ha recorrido la región para mantener conversaciones acerca de una posible tregua, se reunió el miércoles con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, dijo un funcionario estadounidense que habló bajo condición de anonimato para discutir las negociaciones a puerta cerrada.
Con la toma de Rafah, Israel controla ahora todos los cruces fronterizos de la Franja por primera vez desde la retirada de sus tropas y colonos del territorio hace casi dos décadas, aunque durante casi todo este tiempo ha mantenido un bloqueo sobre el territorio con la cooperación de Egipto. El cruce de Rafah ha sido un punto vital para la llegada de una ayuda humanitaria crucial desde el inicio de la guerra y es el único lugar por el que se puede entrar y salir de Gaza. Kerem Shalom es la principal terminal de mercancías del enclave.
Reporteros de The Associated Press escucharon explosiones esporádicas y disparos en la zona de Rafah durante la noche, incluyendo dos grandes explosiones en la madrugada del miércoles. El ejército israelí reportó seis lanzamientos desde Rafah hacia el paso de Kerem Shalom el martes.
COGAT, la entidad militar israelí encargada de los asuntos civiles palestinos, dijo que el cruce de Kerem Shalom reabrió a primera hora del miércoles. Pero Juliette Touma, directora de comunicación de UNRWA, apuntó que hasta el mediodía del miércoles no había entrado ayuda alguna y que la agencia de la ONU se vio obligada a racionar el combustible, que se importa a través del paso de Rafah.
Según el Ministerio de Salud de Gaza, al menos 46 pacientes y heridos cuya evacuación por motivos médicos estaba prevista se han quedado varados.
En las últimas semanas, las agencias de Naciones Unidas y los grupos de ayuda humanitaria habían incrementado su actividad luego de que Israel levantó algunas de sus restricciones y abrió un cruce adicional en el norte debido a la presión de Estados Unidos, su principal aliado. Pero los cooperantes sostienen que el cierre de Rafah, el único lugar por el que llega el combustible para los camiones y generadores, podría tener graves repercusiones.
La guerra comenzó el 7 de octubre luego de la incursión de Hamás en el sur de Israel, en la que los insurgentes mataron a unas 1.200 personas, en su mayoría civiles, y tomaron a alrededor de 250 como rehenes. Israel afirma que el grupo retiene aún a cerca de un centenar de rehenes, además de los restos mortales de más de 30.
La campaña israelí en la Franja ha desplazado a alrededor del 80% de los 2,3 millones de habitantes del enclave y destruyó departamentos, hospitales, mezquitas y escuelas en varias ciudades. Según las autoridades sanitarias gazatíes, más de 34.800 personas han perdido la vida en los siete meses de conflicto.
___
Magdy informó desde El Cairo, Egipto, y Lidman desde Tel Aviv, Israel. Los periodistas de The Associated Press Aamer Madhani y Zeke Miller en Washington contribuyeron a este despacho.

- Publicidad -spot_img
- Advertisement -spot_img
Últimas publicaciones
- Advertisement -spot_img
Más Leídas
Últimas publicaciones

Noticias relacionadas

- Advertisement -spot_img
× ¡Whatsapp La Calle!